Lluvia de estrellas

Lluvia de estrellas


Bien decían los griegos que por medio del arte el hombre no sólo se cura, sino que se planifica en su diario hacerse humano.

Víctor Rosas el pintor, el hombre, pero sobre todo el artista, ha logrado escudriñar desde lo más íntimo y recóndito de la “psique” humana, una serie de sentimientos, monstruos y fantasmas de la conciencia que ha plasmado y materializado sobre el lienzo al cultivar el arte de la pintura.

Son esos fantasmas que vuelan en la inconciencia del hombre, aquellos que pasando de la sombra al color hacen que el pincel entable un dialogo con el lienzo y que el artista interprete la magia del discurso en emotivas figuras escondidas en una selva de colores, esperando la presencia humana para ser descubiertas y mostrarnos la finitud del hombre ante la telaraña del inconsciente colectivo.


Profe. de Fil. Ramón Flores Juárez


Víctor Rosas Durán


Nace el 31 de Diciembre de 1951 (68 años) en una antigua finca cuyo propietario era de origen alemán. Hoy en día, es un ejido llamado Agustín de Iturbide en el municipio de Cacahuatán, Chiapas.

A corta edad es llevado a Tuxtla Gutiérrez donde efectúa su educación primaria.

A la edad de 15 años es enviado a Tapachula, Chiapas donde estudia una carrera comercial. Sin embargo, se ve en la necesidad de vender periódico en la antigua estación del ferrocarril para pagar sus colegiaturas.

Al concluir la carrera comercial, viaja al entonces Distrito Federal y trabaja como mozo en las calles de moneda, también como empleado en una tortillería, fue aprendiz en una fábrica de muebles, barrendero nocturno en las antiguas oficinas de telégrafos nacionales y con el dinero que obtenía estudia una carrera como técnico en electrónica en las calles de Bucareli.

Su amigo, Salvador Ramírez Hernández le consigue una plaza en el antiguo gobierno del D.F. Es entonces cuando ingresa a la secundaria técnica “Revolución”.

Concluye su educación media superior como contador privado e ingresa a la vocacional 3 del IPN y es en ESIA donde estudia Teología.

Después Ingresa a la UAM para estudiar Ciencias de la Comunicación, pero la abandona a los dos años.

Mas tarde contrae matrimonio y procrea 2 hijos, sin embargo, su familia se desintegra y esto provoca una fuerte depresión que lo conduce al diagnóstico cuadro depresivo agudo y severo. Dando como consecuencia final el aumento de la capacidad del hemisferio cerebral derecho y esto lo impulsa a la creación de obras artísticas como la pintura, escultura y a la poesía.

Compartir en:
  • logo librería Carácter
  • Radio Universidad