Interacción entre remedios naturales y fármacos puede ser peligrosa


Dirección de Comunicación Social, 22/Abril/2014

Boletín Electrónico Informativo 254


*Las plantas medicinales pueden causar un efecto adverso dependiendo de la sensibilidad de cada persona y la dosis que se consume: Georgina Almaguer

 

*El uso de hierbas medicinales generalmente no es supervisado por los médicos, lo que aumenta el riesgo para los pacientes

Pachuca de Soto, Hidalgo.- El consumo de hierbas y plantas medicinales combinado con medicamentos representa un riesgo para la salud que puede ocasionar la muerte alertó Georgina Almaguer Vargas, profesora investigadora de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH).

El uso de plantas medicinales para el tratamiento de una enfermedad debe ser informado al médico que este atendiendo al paciente, ya que en algunos casos éstas pueden aumentar o inhibir los efectos de los fármacos.

“Las plantas medicinales pueden causar un efecto adverso dependiendo de la sensibilidad de cada persona y la dosis que se consume”, precisó la académica de la Licenciatura en Farmacia del Instituto de Ciencias de la Salud.

Hizo un llamado a la población para que tenga cuidado con las famosas plantas curativas, pues señaló que hasta el momento no hay ninguna planta medicinal oficial que pueda sustituir el tratamiento farmacológico en enfermedades crónicas como la diabetes, cáncer, epilepsia, entre otras.

El uso de hierbas medicinales generalmente no es supervisado por los médicos, lo que aumenta el riesgo para los pacientes. Además, las interacciones pueden pasar inadvertidas hasta que el paciente presenta algún trastorno que ponga en riesgo su vida, comentó.

Incluso subrayó que existen  acuerdos en la Ley General de Salud  que colocan una lista de plantas prohibidas o permitidas para tés, infusiones y aceites vegetales comestibles debido a sus características tóxicas, y muchas de éstas se siguen consumiendo entre la población.

Tal es el caso del anís estrella prohibido desde 1999 en México por considerarse una planta tóxica. Desde hace años el té de anís se ha utilizado para combatir los cólicos, sobre todo en recién nacidos; sin embargo, existe evidencia científica del surgimiento de crisis convulsivas, vómitos y taquicardias a raíz de su ingesta.

Actualmente, se forman profesionales en la UAEH cuya formación ética y humanística les permita aplicar y generar conocimientos técnicos científicos en su área profesional, así como proporcionar servicios farmacéuticos y apoyar el uso racional de medicamentos y plantas medicinales.

Chantal Vargas


Compartir en: