UAEH busca implementar filtros caseros para eliminar minerales en el agua


Dirección de Comunicación Social, 02/Febrero/2014

Boletín Electrónico Informativo 063


* El material estudiado por investigadores del Área Académica de Química es la zeolita; se encuentra principalmente en el municipio de Huichapan

 Pachuca de Soto, Hidalgo.- La contaminación del agua es un problema que existe a nivel mundial, en los diferentes estados de la República Mexicana se reportan altas concentraciones de metales de origen natural en algunos, si bien las plantas tratadoras de agua liberan a ésta de la mayor cantidad de agentes contaminantes no siempre lo hacen en su totalidad.

 

Partiendo de este principio, la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) a través del Área Académica de Química del Instituto de Ciencias Básicas e Ingeniería (ICBI), busca materiales que puedan liberar al agua de metales dañinos para la salud y que tengan propiedades absorbentes para la aplicación en tratamiento de agua.

 

El objetivo del proyecto, a decir de Yolanda Marmolejo Santillán, profesora investigadora de esta universidad, es caracterizar los materiales que sean de bajo costo y que tengan aplicación para el tratamiento del agua, sobre todo en metales, generalmente se estudian minerales que puedan retener las cantidades de metales como el manganeso o el cromo que se encuentran en el agua.

 

Aunque ya existen métodos para tratar el agua, estos son químicos que actúan con eficiencia pero con un alto costo, “lo que queremos es que sean materiales de bajo costo cuya aplicación sea un filtro que resulte de fácil manejo en hogares que tengan problemas con la purificación del agua, tan sólo en México existe el problema de la contaminación de acuíferos con metales, los cuales a veces no son eliminados totalmente con las plantas tratadoras de agua”, declaró la investigadora universitaria.

 

El material estudiado por los investigadores de esta área es la zeolita, un mineral microporoso con capacidad de absorción y desorción que se encuentra principalmente en el municipio de Huichapan, aunque se han estudiado otros materiales procedentes de zonas como Mineral del Monte.

 

De acuerdo con las pruebas hechas en el laboratorio, la zeolita ha demostrado una gran capacidad de absorción de sustancias como el Arsénico, además de que es un material que hay en abundancia en el estado y de bajo costo; se espera que en un futuro se puedan implementar estos filtros caseros.

 

La aplicación de los filtros sería de acuerdo a las necesidades de cada lugar y de acuerdo a los contaminantes que haya en ese sitio, el impacto en primera estancia recae en la salud ya que existen evidencias de que la ingesta o el contacto con algunos metales en concentraciones elevadas puede causar efectos nocivos a la salud como infecciones en la piel, diarrea o daño renal.

 

“Hemos visto diferentes tipos de filtros, uno de ellos es de plástico y parecen jarras, este filtro se empaca con el material, en este caso puede ser la zeolita y se hace pasar el agua por ese material, el único problema es que se debe medir cuantos litros puede soportar el material y en cuanto tiempo el filtro queda obsoleto, además estamos haciendo pruebas para que después de que la zeolita absorba el arsénico, pueda ser limpiado y se reutilice como filtro”, explicó Marmolejo Santillán.

 

Dos de cada tres personas en Hidalgo opinan que estos filtros no sólo ayudarían a tener agua más pura y potable, sino que además ayudan al medio ambiente y reducirían costos ya que generalmente los filtros utilizados comúnmente resultan demasiado caros, por lo que la investigadora universitaria continua trabajando en la búsqueda de opciones que permitan tener agua potable de mejor calidad. 

-Sandra Lizette Franco Hernández-


Compartir en: