Logran reducir metales en agua, con investigación de UAEH


Dirección de Comunicación Social, 03/Octubre/2013

Boletín Electrónico Informativo 677


*Con el empleo de polímeros sintéticos y tezontle se puede disminuir más de 90 por ciento de material contaminante

*El trabajo es llevado a cabo en el Instituto de Ciencias Básicas e Ingeniería

Pachuca de Soto, Hidalgo.- Identificar materiales que ayuden a disminuir concentraciones de metales en agua a niveles que no sean dañinos para seres vivos es el objetivo del proyecto de investigación “Nuevos materiales poliméricos e híbridos para la remediación de aguas residuales”, dirigido por Elena Otazo Sánchez, profesora investigadora de Ciencias Ambientales del Área Académica de Química de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH).

Otazo declaró que el agua es uno de los recursos más vulnerables y con mayores problemas en el planeta. Gracias a las investigaciones que se realizan en la UAEH se han podido identificar materiales –como el tezontle– que eliminan metales pesados como plomo, mercurio, cadmio o polímeros que reduzcan el nivel de manganeso del agua con eficacia mayor a 90 por ciento, lo cual es importante para la satisfacción de las necesidades locales.

Brenda Ponce Lira, egresada del Doctorado en Ciencias Ambientales y colaboradora del proyecto, realizó análisis relacionados con las propiedades del tezontle: “Existen diferentes tipos de tezontle, como el negro y el rojo, pero es éste último el más abundante en el estado”, explicó. La aplicación de este mineral es muy amplia, se usa en construcciones de casas, baños de temascal y hornos de barbacoa y de pan, así como en la industria minera, e incluso se emplea en la hidroponia, que es un método utilizado para cultivar plantas usando minerales en vez de hacerlo sobre suelo agrícola.

Iraís Gómez López, alumna del programa educativo y participante también, explica que para fines de la investigación utiliza un polímero sintético para la remediación de aguas contaminadas con iones. Este polímero ya ha pasado por un proceso de funcionalización y es complementado con el uso de microondas, con el que se controla la temperatura y tiempo de reacción, factores determinantes en la síntesis.

Además de cuantificar el nivel de influencia en la reacción, añade la investigadora, se mide el gasto energético que se necesita para elaborar la síntesis del polímero y que permita atraer los metales contenidos en el agua hacia él.

Una de las aportaciones de la investigación es la realización de la caracterización química, física y espectroscópica del mineral, siendo éste el primer estudio que detalle sus propiedades. Ponce explicó que para este proyecto se colocó el tezontle en columnas de diferentes parámetros y variables. “Las columnas son cilindros, los cuales se llenan, en este caso de tezontle, y cumplen la función de filtrar; aquí se evalúan variables como el flujo, la velocidad a la que entrará el líquido, el tiempo de residencia dentro del filtro en contacto con el material, puesto que éste último interfiere directamente en la eficiencia en la remoción. Se trabajó a temperatura ambiente pensando en la aplicación en el exterior”, agregó.

-Mónica Cuellar Bocardo -Fotografía: Sandra Franco-


Compartir en: