Fortalece UAEH organizaciones de productores de fruticultura a través de la investigación


Dirección de Comunicación Social, 16/Junio/2013

Boletín Electrónico Informativo 408


*El proyecto buscó plantar algunos árboles frutales como el durazno, del que se sembraron nueve variedades, para verificar cuál de ellas se adaptaba a las condiciones del clima

Tezontepec de Aldama, Hgo.- Con el objetivo de impulsar y renovar la granja de policultivos en el municipio de Tezontepec de Aldama en Hidalgo, la máxima casa de estudios de la entidad, trabaja en este proyecto, el cual fortalece a las organizaciones de los productores y promueve el manejo de la fruticultura.

De acuerdo con Alma Delia Hernández Fuentes, profesora investigadora del área académica de  Ingeniería Agroindustrial, en las granjas de policultivos, se aprovecha la tierra, el espacio, los abonos orgánicos y la interacción que se produce ocupando los recursos para una producción integral.

Hernández Fuentes precisó que las granjas de policultivos se inician observando los recursos que se tienen a la mano y qué se puede hacer con ellos; dentro de este proyecto se buscó plantar algunos árboles frutales como el durazno, del que se sembraron nueve variedades, para verificar cuál de ellas se adaptaba a las condiciones del clima.

Algunas plantas, medicinales de la granja, se perdieron debido a la sequía, en este contexto, los investigadores que participan en el proyecto, se dieron a la tarea de rescatar dichas plantas, así fue como  se desarrollaron cultivos intercalados de frutales con hortalizas y frutales con plantas medicinales, asimismo se implementó una granja de lombrices de la especie roja californiana y un taller de industrialización de hortalizas y frutas.

La investigadora universitaria, afirmó que la idea de sembrar cultivos intercalados, ayuda al productor a que en caso de un desastre natural, se obtenga la producción de al menos uno de los cultivos.

Como resultado de la investigación, se publicó un libro ilustrando las diferentes maneras de prevenir y detectar las plagas que atacan al durazno, de igual manera se realizaron folletos y un manual para la industrialización o procesamiento de este fruto.

Este proyecto fue de suma importancia para los productores ya que participaron desde el establecimiento de los huertos, hasta la cosecha de los productos, además de aprender a cuidar los cultivos y aprovechar cada centímetro de las parcelas en el Valle del Mezquital.

-Sandra L. Franco Hernández-


Compartir en: