Migración a pequeñas y medianas ciudades, actividad cada vez más frecuente en México


Dirección de Comunicación Social, 11/Junio/2013

Boletín Electrónico Informativo 398


*Los factores que propician este tipo de movilidad son la búsqueda de empleo, de servicios o equipamiento, la búsqueda de una mejor vivienda, la oportunidad de obtener un crédito habitacional o acercarse a los servicios educativos o de salud

Pachuca de Soto, Hgo.- Con el objetivo de profundizar en el conocimiento de las migraciones que se realizan desde las metrópolis hacia ciudades medias y pequeñas, Angélica Elizabeth Reyna Bernal, profesora investigadora del Área Académica de Sociología y Demografía del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades (ICSHu) de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), desarrolló el proyecto “Migración a ciudades medias, pequeñas y zonas metropolitanas en México de 1990 a 2010”.

Este estudio se enfoca principalmente en el análisis de esta actividad en las últimas dos décadas en la región centro del país. La investigadora refiere que el cambio de los flujos migratorios ha sido poco estudiado y es de vital importancia realizar una investigación sobre el tema para poder observar cómo se comporta la sociedad.

Esta investigación ya ha arrojado resultados relevantes sobre el comportamiento migratorio interno en México y del proceso de descentralización de las grandes ciudades hacia las pequeñas urbes. “Los factores que propician este tipo de movilidad son la búsqueda de empleo, de servicios o equipamiento, la búsqueda de una mejor vivienda, la oportunidad de obtener un crédito habitacional o acercarse a los servicios educativos o de salud”, detalló la investigadora.

Reyna Bernal señaló que se han encontrado registros que indican que de los años 70 a los 90 hubo un incremento en la migración del país de zonas rurales hacia las urbes principales. Ante el poblamiento desmesurado en las grandes ciudades, se volvió imposible otorgar los servicios necesarios a los habitantes, lo que provocó la caída en la economía. Esto propició la generación de un nuevo dinamismo económico en Veracruz y otras ciudades costeras, así como en la frontera norte del país, con la posibilidad de impulsar el desarrollo turístico, petrolero, de infraestructura, de transporte o comunicaciones terrestres, lo cual generó nuevas fuentes de empleo.

Este movimiento demográfico ha derivado en una expansión física de municipios del Estado de México, logrando conurbaciones con poblaciones de otras entidades federativas, incluyendo a Hidalgo. Las migraciones propician dinamismo en las regiones en donde se encuentran las localidades urbanas, y éstas, al atraer población y brindarles empleo, generan productividad, atrayendo la inversión pública y privada, explicó la investigadora.

Los resultados del proyecto, que cuenta con el apoyo del Fondo Mixto (FOMIX) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), se difunden a través de publicaciones en revistas científicas. A la par, se realiza un informe general del proyecto próximo a publicarse en un libro, donde podrá encontrarse más información sobre estos procesos migratorios.

-Mónica Cuellar Bocardo -Fotografía: Sandra Franco-


Compartir en: