Desarrolla UAEH investigación sobre contaminantes de aguas potable y residual


Dirección de Comunicación Social, 24/Septiembre/2013

Boletín Electrónico Informativo 656


*Detección de nitrato y nitrito disminuiría enfermedades en la población, señala experto de ICBI

 

Pachuca de Soto, Hidalgo.- La Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) desarrolla un proyecto para llevar el control de especies químicas en aguas potable y residual, pues el uso de las sales de los iones nitrato y nitrito que éstas contienen ha provocado su aumento en la biosfera, además de que son considerados como contaminantes.

 El Área Académica de Química del Instituto de Ciencias Básicas e Ingeniería (ICBI) de la UAEH realiza el proyecto “Optimización y automatización de un reactor en flujo continuo para la cuantificación altamente selectiva de iones nitrato y nitrito en agua potable y residual”, dirigido por Giaan Álvarez Romero, profesor investigador.

El trabajo resalta la importancia de la ingesta de estos agentes, que pueden causar “varios tipos de cáncer en el aparato digestivo”, explicó el especialista, quien añadió: “al ser consumidos a través del agua, los iones nitrato y nitrito se transforman en óxido nítrico, formando a su vez nitrocompuestos”, dañinos a la salud.

Informó que su uso es muy variado en la industria, pues forman parte integral de fertilizantes e insecticidas, conservadores, saborizantes y desinfectantes en alimentos; también son empleados para dar su color característico a embutidos.

“Este uso desmedido de nitrito sódico en carnes en conserva ha propiciado gran número de intoxicaciones” en infantes y animales domésticos, señaló el académico. El consumo desconsiderado de estos compuestos provoca cianosis, que es la coloración azulada de la piel, mucosas y lechos ungueales, es por ello que “el desarrollo de un sistema potenciométrico representa gran beneficio para la salud de la población hidalguense”, explicó.

El objetivo principal de la investigación es echar a andar este sistema, de alta selectividad y sensibilidad óptima, cuya función será atraer iones nitrato y nitrito para controlar las partículas cargadas eléctricamente y ayudar no sólo al monitoreo de aguas residuales y mantos acuíferos, sino también a saber cómo afectan a los alimentos.

-Mónica Cuellar Bocardo- Fotografía: Sandra Franco


Compartir en: