Proponen investigadores universitarios método para reducir infición ambiental por jales


Dirección de Comunicación Social, 22/Septiembre/2013

Boletín Electrónico Informativo 650


*Residuos de minería representan fuente tóxica para la población de Zimapán

* Plomo, zinc, cobre, oro y plata se integran al subsuelo y mantos acuíferos

 

Pachuca de Soto, Hidalgo.- Los profesores investigadores Víctor Reyes Cruz y María Veloz Rodríguez, del Área Académica de Ciencias de la Tierra y Materiales (AACTyM) de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), presentaron el proyecto “Evaluación de las alternativas para la disminución del impacto ambiental por jales históricos en el distrito de Zimapán”.

Valorar los daños al ambiente que genera la presencia de jales en ese lugar y encontrar soluciones viables para la disminución de su impacto son objetivos de este programa, desarrollado en conjunto con las universidades de San Luis Potosí y Autónoma Metropolitana Unidad Iztapalapa.

La investigación ha sido punto de partida para remediación de suelos contaminados por residuos mineros en el distrito minero de Zimapán y la propuesta consistió en lograr movilización de elementos potencialmente tóxicos a una zona reducida y colocar una planta que se nutra de esos componentes dañinos, previniendo a la población del perjuicio al que estarían expuestos al instalarse cerca de los jales históricos.

Para el desarrollo del proyecto, en las primeras fases elaboraron un modelo geo-ambiental para facilitar la identificación de áreas afectadas; en las subsecuentes etapas analizaron la actividad química y movilidad de los residuos, reconociendo al arsénico, plomo y cadmio como los elementos tóxicos de mayor presencia. De esta manera, se observa si las características de los metales pertenecen a la naturaleza del mineral o se han modificado por la incidencia de algún otro factor perteneciente a la región donde se encuentran.

Reyes Cruz explicó que la minería es una de las principales actividades económicas del país. La explotación de los metales mencionados genera residuos conocidos como “jales”. La oxidación natural de los sulfuros metálicos contenidos en los jales mineros es la principal fuente de generación de drenajes ácidos, iones sulfato, metales pesados y de transición en soluciones que pasan a formar parte de los suelos, subsuelos y mantos acuíferos, dijo el especialista. Esto convierte las zonas aledañas en una fuente tóxica para la población, a pesar del contenido de especies minerales neutralizadoras de soluciones ácidas presentes en los jales que son producto de la naturaleza de la misma región, explicó.

-Mónica Cuellar Bocardo- Fotografía: Sandra Franco


Compartir en: