Donde no hay acceso a Derechos Humanos no hay paz: Paolo Pagliai


Dirección de Comunicación Social, 29/Agosto/2019

Boletín Electrónico Informativo 490


 

*“Vivimos en una sociedad con Alzheimer, vivimos en una sociedad que compra el olvido para comprar la paz”, asegura

 

Pachuca de Soto Hidalgo. – Al visitar la Feria Universitaria del Libro (FUL) 2019, el fundador de la primera carrera en Derechos Humanos y Gestión de Paz en el continente americano, Paolo Pagliai, señaló que donde no hay salud o acceso a la educación, no hay dignidad humana ni paz. 

 

“La dignidad es lo que nos hace humanos, la dignidad son nuestros derechos humanos y los debemos defender por el hecho de ser personas. La dignidad sirve para ser humanos”, recalcó el también profesor del Colegio de Derechos Humanos y Gestión de Paz de la Universidad del Claustro de Sor Juana. 

 

Durante sus ponencias “Lección Teatral de los tres Mosqueteros”, “Historia de la paz” y la presentación de su obra “Diario de un olvidista”, realizadas en el Pabellón Internacional “Margarita Michelena”, sostuvo que, tras tantas muertes civiles durante la Segunda Guerra Mundial, el ser humano entendió que sin Derechos Humanos no hay paz.

 

Otra de las reflexiones que compartió durante su participación es que el mayor miedo de las personas es olvidar quien es, sin embargo, apuntó que se debe temer más al olvido social. “Vivimos en una sociedad con Alzheimer, vivimos en una sociedad que compra el olvido para comprar la paz, porque no podemos seguir así y tenemos que seguir adelante”, declaró. 

 

Advirtió que lo que más le preocupa es el olvido que todos tienen, “el Alzheimer es de todos y lo estamos aceptando sin preocupación, sin resistencia y no importa si ya no estarán aquí los 43 o los 46 mil, ellos son todos olvidados. Es una generación que se fue por el tubo”, apuntó.

 

Respecto a los libros y la lectura, Pagliai destacó que hay dos problemas: “uno es que leemos poco, que es un problema muy serio y otro que la gente no sabe escribir. Lo que me preocupa es la formación humana porque en los libros está todo lo que nosotros no podemos experimentar personalmente. Humberto Eco decía, quien no lee vive una vida sola; quien lee vive miles de vidas”. 

 

Apuntó estar preocupado por el hecho de que actualmente nada está prohibido, no porque esté a favor de la prohibición, sino porque la prohibición permitía infringirla. “Eso, según yo, es una pérdida enorme, porque esa posibilidad de ser subversivo, indisciplinado, en un mundo que no te prohíbe nada termina aburriéndote”.

 

Mencionó que la literatura puede producir la violencia y la no violencia, pues es arte. Refirió que no es que la literatura enseñe a ser mejor persona, pero da esa disyuntiva de poder admirarlo o detestarlo.

 

“Me surge ahorita en la mente el “Main Camp” de Adolf Hitler, el hecho de que sea un libro no lo hace positivo o de formación. Yo no creo que la literatura provoque la violencia, pero sí puede incitar dependiendo de lo que tú elijas.  Puede ser gratificante leer “Main camp” de Adolf Hitler siempre y cuando lo leas de una manera crítica y no la leas como si fuera el evangelio.”, aconsejó.

 

Antes de cerrar, Pagliai afirmó: “a esta feria universitaria yo la quiero porque quiero a la Universidad Autónoma de Hidalgo, quiero a la gente que hace esta feria. La feria es una gran cosa con tantos jóvenes que buscan libros, muchos los envían a buscarlos, pero otros los descubren”.

 


Compartir en: