México me dio todo cuando no había libertad y justicia: Pelayo Vilar


Dirección de Comunicación Social, 11/Agosto/2019

Boletín Electrónico Informativo 435


*El reconocido médico relató la llegada de su padre a México y su familia tras el exilio español 

 

Pachuca de Soto, Hidalgo. – “Es posible ser fiel a dos naciones, no reniego de mi origen, conservo el catalán como lengua pero México me dio todo cuando allá no había libertad y justicia. Yo a México le he cumplido y le seguiré cumpliendo”, expresó el reconocido otorrinolaringólogo Pelayo Vilar Puig, durante una jornada académica en el Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades (ICSHu), la cual conmemoró 80 años del exilio español en el país.

 

En el marco del Seminario Permanente “La historia y las ciencias” organizado por el Área Académica de Historia y Antropología de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), el especialista presentó la conferencia “Contribuciones de Pelayo Vilar Canales a la medicina hidalguense 1943-1960”, en la que relató la vida de quien fuera su padre, cómo se enfrentó a la dictadura franquista y cómo llegó a México. 

 

“En 1939 estalló la segunda guerra mundial, muchos españoles acabaron en los campos de concentración nazis. Pocos países se preocuparon por ayudar a los exiliados, México fue uno de los que se solidarizó con la causa republicana española, gracias al general Lázaro Cárdenas”, comentó el también egresado del Instituto Científico y Literario Autónomo (ICLA), antecedente de la UAEH.

 

Narró que su padre y su madre, Ángela Puig Soriano, se casaron en 1937, un momento determinante para historia de España por los acontecimientos de violencia y persecución hacia quienes estaban en contra de la dictadura de Francisco Franco. Un año después nació Pelayo Vilar, hijo, en plena Guerra Civil.

 

El reconocido académico de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) narró cómo su padre emprendió un viaje donde continuó su actividad de médico otorrinolaringólogo junto a refugiados que fueron distribuidos en 61 países. Al llegar a México y lograrse establecer en Pachuca, casi 10 años después, en 1949 se reunió con su esposa y sus hijos.

 

Dio a conocer que entre 1939 y 1942 llegaron miles de refugiados a México procedentes de España, la mayoría partieron desde Francia. Entre ellos, arribaron al país alrededor de 400 médicos que se sumaron a los cinco mil mexicanos, con el fin de atender a una población de 19 millones de habitantes.

 

“Era un poco difícil porque muchos se concentraron en la Ciudad de México y pocos eran enviados a provincia, a las poblaciones alejadas. No había las comunicaciones de ahora, la pobreza era muy grande”, expresó. 

 

Mencionó que su padre recibió una invitación para venir a Hidalgo como especialista, pues uno de los médicos más queridos y que daba atención en la misma área, Alberto Zoebisch Sánchez, había sido enviado a otra entidad. 

 

Pelayo Vilar Canales, apuntó, fue un médico comprometido que aconsejó a deportistas, implementaba medidas dietéticas y escribía artículos. Se incorporó al Ex Hospital Civil, fue el primero en hacer cirugía de paladar hendido, fundó la revista Acta Médica Hidalguense, dirigió la publicación Anales de la Sociedad Mexicana de Otorrinolaringología y está representado en el mural de la Casa Médica Hidalguense.

 

Continuará seminario

 

Mercedes Alanís Rufino, coordinadora del Seminario permanente “La historia y las ciencias”, informó que son ocho las jornadas que se realizarán este año en el marco de la actividad académica.  

 

La investigadora del Área de Historia y Antropología refirió que el seminario tuvo en la inauguración una conferencia con Carlos Bibriesca sobre la relación de la historia con las ciencias; en marzo se hizo una revisión de un libro que tiene que ver con la invención de la ciencia; en abril,  Victoria Alba Morales habló sobre la historia de la farmacia, y en Mayo se realizó un Simposio sobre el año de 1929. 

 

Además de conmemorar los 80 años de exilio español en México, en septiembre el seminario abordará la importancia de la divulgación de la ciencia y culminará en octubre con un libro que aborda la invención de la ciencia. 


Compartir en: