Investiga UAEH planta medicinal para inhibir cólico menstrual


Dirección de Comunicación Social, 22/Agosto/2013

Boletín Electrónico Informativo 544


* Aloysia triphylla, o “pericón”, refrena contracciones inducidas por la oxitocina, o “molécula del amor”

Pachuca de Soto, Hgo.- El Cuerpo Académico de Biología de la Reproducción del Área Académica de Medicina de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) lleva a cabo el proyecto de investigación “Validación Científico-Experimental de la planta medicinal Aloysia triphylla”, utilizada en la medicina tradicional para el cólico menstrual.

La Aloysia triphylla, explicó Héctor Ponce Monter, responsable del proyecto, es una planta nativa de América conocida comúnmente como pericón, y en algunas comunidades de Hidalgo se utiliza para el tratamiento del cólico menstrual, administrada en forma de té; sin embargo, hasta la fecha no hay validación al respecto, por lo que la UAEH tiene por objetivo certificar su eficacia y la seguridad en su consumo.

En el proyecto, las hojas de Aloysia triphylla son utilizadas como extracto hexánico: se preparan secándolas y macerándolas dentro de 500 mililitros de hexano (solvente orgánico que extrae los compuestos de las hojas); después de 24 horas, el macerado se filtra y posteriormente se evapora en un equipo llamado Rota Vapor, hasta obtener el producto seco.

El principal componente de la planta, refirió Ponce Monter, es el citral, isómeros difíciles de separar químicamente. El análisis consistió en estudiar el efecto del extracto hexánico y el citral sobre la actividad uterina inducida por oxitocina (hormona relacionada con los patrones sexuales), acetilcolina y prostaglandinaF2 alpha (un tipo de ácido que incide directamente en el estiramiento y relajación del útero), denominadas sustancias uterotónicas, las cuales al ser adicionadas al tejido uterino aislado de un modelo animal (rata) producen fuertes contracciones que semejan el cólico menstrual, producto de la contracción del músculo uterino que provoca el dolor. Una vez inducidas las contracciones, se adiciona el extracto hexánico o el citral y se analiza si tiene efecto útero-relajante o espasmolítico sobre el músculo.

Observaron que hay un efecto inhibitorio de las contracciones inducidas por oxitocina, el músculo se relaja y desinflama, lo que significa que sí se justificaría su uso en el tratamiento del cólico menstrual y –lo más relevante– sin dejar daños gástricos, renales o hepáticos en la paciente.

Esta investigación, que cuenta con financiamiento del Fondo Mixto (FOMIX) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) de más de 43 mil pesos, coadyuva en la elaboración de fitofármacos elaborados a base de esta planta, no sin antes aprobar diversas pruebas preclínicas (en animales, para verificar su toxicidad) y clínicas (en personas), para evaluar el comportamiento del fitofármaco.

Las plantas medicinales se han utilizado a través de los años, pero en la actualidad su reconocimiento como remedio medicinal se vuelve cada vez más complicado debido a las normas de seguridad que deben cumplir.

-Mónica Cuellar Bocardo/División de Investigación y Posgrado- -Fotografía: Sandra Franco-


Compartir en: