Artista venezolana habla de su experiencia en la UAEH


Dirección de Comunicación Social, 22/Abril/2019

Boletín Electrónico Informativo 211


Pachuca de Soto, Hidalgo. – Victoria Sánchez, reconocida directora de orquesta a nivel internacional, dio a conocer su experiencia como integrante de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), en donde se desempeña actualmente como coordinadora de la División de la Extensión de la Cultura en el Instituto de Artes (IA).

 

De origen venezolano, ha trascendido por su trayectoria musical presentándose en los más importantes recintos de naciones como Alemania, España, Holanda, Rusia, República Checa, Italia, Inglaterra, Noruega, China, Corea del Sur, México y Venezuela. Esto le permitió obtener el cargo de directora del Núcleo La Vega, Fundación Carlos Delfino, perteneciente al Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de su país natal, también conocido como “El Sistema”.

 

En entrevista, Victoria Sánchez explicó que empezó su amor por la música desde los cuatro años, cuando tocaba el “cuatro”, instrumento musical parecido a una guitarra. Posteriormente, a la edad de nueve años inició de manera formal sus estudios de piano; a los 13 años se une al Conservatoria de Música “Simón Bolívar” y  continua con sus estudios de piano, donde también se una al “Sistema”.

 

“Ahí es todo un caso particular, ya que me uní al Sistema, el cual es un proyecto de rescate social de niños y jóvenes de escasos recursos. Yo vengo de un barrio de una zona súper pobre y un poco violenta, y hoy puedo decir que soy producto de ese programa”, subrayó.

 

“Dentro del conservatorio conozco las orquestas sinfónicas y me enamoré de ellas, como instrumento, como un todo que suena a una sola cosa”, dijo la reconocida directora. Agregó que en esta etapa comienza a hacer música de cámara y cursos de dirección de orquesta, donde conoció a Eduardo Marturet, director de la Miami Symphony Orchestra, quien la tomó bajo su cuidado y se mantiene hasta la fecha como su principal maestro.

 

En febrero de 2018, en conmemoración del Día Internacional de la Mujer, la Universidad Autónoma del Estado de  Hidalgo hace contacto con Victoria Sánchez, a través de la dirección de la Orquesta Sinfónica de la UAEH, para que sea partícipe de esta celebración, por lo que permaneció en esta institución por espacio de 20 días para ensayar y perfeccionar el concierto. Para junio de este mismo año regresa para participar como pianista en los conciertos que se dieron en diversos municipios, por lo que fue invitada por el actual director, Gaétan Kuchta, a trabajar en la casa de estudios.

 

“Se me hacía increíble que una Universidad de este nivel fuera pública, la importancia que tiene dentro del estado me impresionó, en mi país no existe una institución de este nivel que sea pública, es importante que la gente se dé cuenta de que tienen una de las mejores universidades de Latinoamérica”, expresó.

 

Su primer proyecto fue dirigir a la OSUAEH para una serie de conciertos didácticos, donde se registró un aforo de más de tres mil niños de diferentes escuelas y municipios de Hidalgo. Posteriormente, dentro del IA, trabajó con los alumnos del propedéutico de música, a quienes dio clases de solfeo, Actualmente forma parte del equipo docente y administrativo del Instituto, en donde realiza proyectos tanto musicales como de vinculación.

 

Una de las acciones que trabaja Victoria Sánchez en conjunto con el Patronato Universitario, es la formación de un semillero de talentos musicales dentro de la institución. “Se encuentra en la mesa el poder iniciar el proyecto del Sistema de Orquestas de la Universidad; de momento la primera fase se encuentra contemplada para la secundaria de Tulancingo, que ahorita tiene una matrícula de 80 alumnos”, explicó.

 

Precisó que por el momento ya se realizó un primer contacto con los jóvenes de la secundaria; se ejecutó un proceso de audiciones con ayuda de cinco músicos pertenecientes a la OSUAEH, para entender de esta forma el panorama con el que se cuenta en el plantel, así como la forma de ser y de pensar de los alumnos.

 

“Esto ayuda a saber cómo vamos a empezar a estructurar el proceso para iniciar las clases, porque no son músicos profesionales, aquí hay que empezar a enseñarles a leer y escribir, cómo posicionarse, cómo agarrar el instrumento, además de planificar los horarios y conseguir los docentes que les enseñarán en esta primera etapa”, finalizó.


Compartir en: