Música oaxaqueña y literatura mexicana del exilio, durante la cuarta velada cultural de la FUL


Dirección de Comunicación Social, 26/Agosto/2013

Boletín Electrónico Informativo 565


*Ramiro Ruiz Durá, poeta: Busco exponer lo que llevo dentro, transparentarme

*Víctor Martínez, cantautor, en la búsqueda de la música vital, transmitir la belleza del tono

Pachuca de Soto, Hgo. - Ramiro Ruiz Durá pertenece a esa alcurnia de médicos humanistas y revolucionarios. Así presentó Rosa María Valles, profesora investigadora del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) al destacado invitado que habló de su trayectoria ante estudiantes que acudieron a la Sala Margarita Michelena, a la cuarta jornada de presentaciones editoriales que organizó la Feria Universitaria del Libro (FUL) 2013.

El médico poeta nacido en Barcelona y exiliado a raíz de la Guerra Civil española en México, a los cuatro años de edad, conversó con Esther Valdés, presentadora de su segundo libro, Ropa vieja, anteestudiantes de la UAEH. En el evento, se leyeron poemas del autor, se habló de su trayectoria política como médico militante durante la Revolución cubana y de cómo en 2005 el poeta decidió dejar el bisturí por la pluma.

Ruiz Durá recordó en entrevista a compatriotas tan connotados como Pío Baroja y Ramón y Cajal. A Pedro Garfias, quien cuando en 1939 viajaba en el Sinaia, rumbo a México, escribió los versos más recitados por los trasterrados de la Guerra Civil: España que perdimos, no nos pierdas; / guárdanos en tu frente derrumbada, / conserva a tu costado el hueco vivo / de nuestra ausencia amarga.

Sin embargo, Ramiro Ruiz lo dice y lo repite: dejó de sentirse español y se volvió mexicano luego de un fallido intento por regresar a la madre patria. “Los recuerdos que tengo de España, por haberla dejado de tan chico, ya no sé si son recuerdos o cosas que escuché”.

Más tarde, el cantautor oaxaqueño, trovador por excelencia y compositor Víctor Martínez, brindó concierto en el Foro Artístico de la FUL. Con más de 30 años de carrera artística, el músico intenta transmitir en cada una de sus canciones la belleza del tono, de los sentidos y de cada uno de sus temas interpretados.

El promotor de lo que él llama 'música vital', comenzó su presentación poco después de las 19:00 horas, como parte de las actividades artísticas organizadas por la Autónoma de Hidalgo para el deleite de los asistentes.

Durante la velada compartió temas de su nueva producción discográfica “Coplas del amor menguante”, en la que canta al ser humano desde sus diferentes facetas y sensaciones como miedo, tristeza y soledad.

Entre sus producciones destaca: Toda la noche, que integra temas como “El sol del suspiro”, así como temas de sus producciones anteriores como “Al son del fuego” y “Fandango del pez de luna”, entre otras.

En entrevista señaló que la Feria Universitaria del Libro deja plasmada la experiencia teórica y la artística, esta última en su relación con la literatura en el ámbito de las letras. “Sin las artes no hay cultura, ni estética, ni el espíritu de aquello que solo busca crecer en la convivencia y buscar la colectividad de los demás”.

Y añadió: “Yo le cantó a estar vivo, la experiencia de vivir es una de las cosas más importantes en términos del ámbito personal y de conjunto, lo que viene es la reivindicación del pensamiento y de la libertad”.

María Aguilar y Chantal Vargas- Fotografías: Juan Crispín Cabrera y Carlos Sánchez


Compartir en: