Proyectan nuevos guiones cinematográficos para Blue Demon


Dirección de Comunicación Social, 28/Agosto/2013

Boletín Electrónico Informativo 578


*Presente el hijo del luchador, en la Feria Universitaria del Libro 2013 
*Explica a estudiantes de ICEA los trámites necesarios para mantener una marca y derechos de autor

Pachuca de Soto, Hgo.- La estrategia para mantener la marca “Blue Demon” es transmitir la imagen “con la personalidad original de mi padre, el luchador regiomontano nacido en 1922, protagonista de películas mexicanas de los años sesenta”, relató Alejandro Muñoz Lomelí, durante su presentación en la Feria Universitaria del Libro (FUL), este miércoles ante nutridísima audiencia que se dio cita en la Sala Margarita Michelena del Polideportivo Universitario “Carlos Martínez Balmori”.

En la Ciudad del Conocimiento, donde se desarrolla la FUL 2013, la presencia de Alejandro Muñoz convocó a gran número de asistentes para escuchar cómo la marca Blue Demon no sólo persiste, sino que a futuro se plantea proyectos como tener presencia en redes sociales y generar guiones para nuevas producciones cinematográficas.

La emblemática imagen del luchador que en 1948 empezó una exitosa carrera en las arenas de pueblos y ciudades, y que luego fuera impulsada en el cine en legendarias películas que se incluyen en las de temas sobre lucha libre (con la imagen del “Santo” y otros muchos) sirvió de marco para que Muñoz Lomelí, hijo varón único de Blue Demon, señalara que la vinculación del deporte con la juventud debe ser objetivo prioritario.

“Enseñar la disciplina del esfuerzo a los jóvenes y promover el deporte a nivel nacional para crear conciencia de su importancia es una necesidad”, ante la proliferación de las drogas y la violencia, dijo Muñoz Lomelí, quien convocó a los estudiantes a tener gusto y constancia deportiva.

Explicó al alumnado del Instituto de Ciencias Económico Administrativas (ICEA) presentes que los derechos de autor de Blue Demon quedaron registrados desde 1963, y que este trámite se debe renovar cada cinco años. Asimismo, explicó que el registro de marca se realizó ante el Instituto Mexicano de Propiedad Intelectual (IMPI) en calidad de “personaje humano de caracterización”, que se renueva cada 10 años.

-María Aguilar- Fotografías: Miguel A. Valiente


Compartir en: