Rinden protesta 582 graduados de UAEH


Dirección de Comunicación Social, 17/Octubre/2018

Boletín Electrónico Informativo 621


*Resaltan egresados la importancia de ejercer su profesión con responsabilidad y respeto

 

Pachuca de Soto, Hidalgo. – El rector de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), Adolfo Pontigo Loyola, tomó protesta a 582 titulados de licenciatura y posgrado, mediante dos ceremonias institucionales realizadas en el Centro de Convenciones de esta casa de estudios.

 

En las instalaciones del Centro de Extensión Universitaria (Ceuni), el rector entregó títulos, cédulas y grados de los institutos de Ciencias de la Salud (ICSa), Ciencias Agropecuarias (ICAp), del Sistema de Universidad Virtual, así como de las escuelas superiores de Actopan (ESA), Atotonilco de Tula (ESAT), Huejutla (ESH), Zimapán (ESZi), Tizayuca (ESTi), Tepeji del Río (ESTe), Tlahuelilpan (ESTl) y Ciudad Sahagún (ESCS).

 

En su mensaje, Pontigo Loyola resaltó la importancia de la creación de escuelas superiores en zonas relevantes del estado, como las ubicadas en Tlahuelilpan, Tepeji y Huejutla, que ofrecen el programa de Médico Cirujano y se constituyen en una posibilidad para quienes no pueden acercarse a la capital hidalguense para estudiarlo.

 

“La carrera que mayor demanda tiene es Medicina, a ella aspiran miles de jóvenes cada semestre. Antes era impensable que uno pudiera estudiar este programa, como muchos otros, en municipios alejados de la capital”, señaló. Agregó que se suma a la formación de los universitarios un edificio del área Académica de Medicina en Tulancingo.

 

Durante la ceremonia matutina, en la que egresaron la mayoría de los programas del Instituto de Ciencias de la Salud, el rector de la máxima casa de estudios de la entidad mostró su gratitud al recordar que el Hospital de San José de Querétaro otorgó la posibilidad de realizar internado y servicio social, acompañado de una beca.

 

“Nadie que no haya pasado por la Universidad sabe lo que es tener un título, así que véanlo y atesórenlo. Seguro en cada uno de los egresados están las ilusiones de algún padre, un abuelo, del esposo o esposa, ese sentimiento que se desprende de la empatía de la consanguinidad que se debe valorar”, recalcó.

 

Celebró ser parte de una ceremonia altamente significativa, no sólo para los graduados, también para la vida académica de la Universidad, pues significan el cumplimiento del deber para cada uno de los profesores y directivos.

 

“Tenemos 150 años de historia que cumpliremos el próximo 3 de marzo de 2019. La Universidad es grandiosa por la gente que la conforma, pero su fuerza son sus alumnos y sus egresados”, aseguró.

 

Al hacer uso de la voz, Rosalba Meneses Noeggerath, directora de la Escuela Superior de Tlahuelilpan, señaló que en la búsqueda por ofrecer más oportunidades a los hidalguenses, la Autónoma de Hidalgo estableció un programa de descentralización, con el fin de cumplir las demandas sociales.

 

Esto, dijo, representa el principio de autonomía de la Universidad que le otorga la libertad y responsabilidad de ejercer el autogobierno y autorregulación, lo que también ha permitido entrega de más becas y servicios a los alumnos.

 

Recalcó que la máxima casa de estudios de la entidad forma profesionistas con alto sentido de compromiso, además, sus programas son reconocidos, lo que la coloca entre las mejores de México y el mundo, según organismos como Times Higher Education (THE). “Nuestra Universidad es la mejor institución de educación pública del estado, sus antecedentes más remotos se ubican en 1869, a tan sólo unas semanas de la erección de la entidad”, manifestó.

 

En representación de los graduados, Ana Laura Hernández Ferrer, de la Licenciatura en Psicología, exhortó a sus compañeros a analizar la complejidad que hay detrás de la obtención de un título. “La ceremonia es el festejo de nuestra capacidad académica y de todo lo que tuvimos qué pasar para estar aquí, como risas, cansancio y horas de trabajo”.

 

Continuó con una invitación para los egresados a cumplir sus objetivos y a no dejarse vencer, pues la sociedad actual es muy exigente. “No teman en fracasar, ya que, si esto los detiene, no sabrán que hubiera pasado si hubieran continuado. No rompan el principio del respeto y la responsabilidad, porque la sociedad confía en nosotros y en nuestra universidad”, externó.

 

Al acto también acudió Julio César Leines Medécigo, director de Administración Escolar, así como directores de institutos y escuelas superiores de la Universidad de Hidalgo. La Camerata de Cuerdas del Instituto de Artes (IA) amenizó el evento.


Compartir en: