Presenta FUL Cantares de Cuetzalan,poesía en español y náhuatl


Dirección de Comunicación Social, 29/Agosto/2013

Boletín Electrónico Informativo 587


*Éste es mi libro de poesía más luminoso, sensual y alegre: Eugenio Valle Molina, autor
*Dirige la editorial Puntoblanco y el taller literario Solera
* Se llevó a cabo un encuentro de escritoras  titulados “Tiempo de mujeres. Letras universitarias”

Pachuca de Soto, Hgo.- El fundador y director de la editorial Puntoblanco Círculo Literario para la Comunidad de Invidentes en México, Eugenio Valle Molina, presentó su más reciente obra, Cantares de Cuetzalan. Poesía en español y náhuatl, en la Sala Margarita Michelena, en una más de las copiosas presentaciones editoriales de la Feria Universitaria del Libro 2013.

El poeta y escritor de cuento, ensayo y textos periodísticos leyó en Braille ante estudiantes universitarios parte de sus Cantares, obra que comprende poemas a su tierra natal, población de la Sierra de Puebla. También dio lectura a algunos de sus “Cantares breves de lluvia y niebla”, dedicados a las cuatro estaciones del año y compuestos siguiendo la tradición oriental del haikú, que se compone de dos o tres versos en los que se intenta capturar algún aspecto singular de la naturaleza, sobre todo.

Cantares de Cuetzalan es un sentido canto al panorama de su tierra natal y la manera como su autor la percibe. “La literatura sirve para trascender. A mí me ayuda a trascender mi ceguera, de la cual no hablo en mi escritura”, dijo en entrevista posterior el escritor bilingüe.

Explicó que Cuetzalan corresponde a la Sierra Norte de Puebla, donde se hablan también el náhuatl y el totonaco. Dijo que hay seis o siete estados de la República que tienen escritores en lenguas maternas, y que la tarea de difusión estriba en editar libros en Braille y fonolibros.

Valle Molina se formó en talleres literarios a sólo un año de empezar su carrera como escritor. En ellos, dijo, “he aprendido mucho y de muchos escritores destacados del país. Ahí me enseñaron también que un poema puede ser tan largo como una línea, o como ‘Piedra del sol’ (de Octavio Paz), obra fundamental para la poesía”.

El escritor también es fundador de la editorial Puntoblanco y dirige el taller literario Solera en la ciudad de México, en el cual da fomento a la producción de escritores invidentes.

FUL 2013 realizó encuentro de escritoras
Ante decenas de estudiantes de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) se llevó a cabo un encuentro de escritoras  titulados “Tiempo de mujeres. Letras universitarias” en la Sala Nicolás García de San Vicente de la Feria Universitaria del Libro (FUL) 2013.

Elvira Hernández Carballido, Rosa María Valles Ruíz, Reyna Hinojosa Villalva y Aida Suárez Chávez expusieron a cuatro mujeres que trascendieron y han trascendido en la historia local y nacional, moderadas por la escritora Marisa D’ Santos.

Hernández Carballido habló sobre la escritora y periodista Rosario Castellanos, quien logró hacerse presente en la sociedad y además se atrevió a decir cosas que a principios del siglo XX no era posible expresar. Asimismo, leyó algunos poemas que escribió Castellanos e hizo la invitación a las y los estudiantes para recuperar su legado.

Rosa María Valles Ruíz expuso a Hermila Galindo, de quien la investigadora realizó un libro con lo más importante de su vida. Hermila Galindo, originaria de Durango, luchó por los derechos de las mujeres como el voto femenino. Trabajó junto a Francisco I. Madero y Venustiano Carranza. Fue la primera candidata a diputada federal al postularse por el quinto distrito de la Ciudad de México.

Por su parte, Reyna Hinojosa Villalva abundó sobre Ángeles Mastreta, escritora y periodista de 63 años originaria de Puebla. La investigadora leyó algunos poemas de la autora además de ahondar en una de sus obras más conocidas: Arráncame la  vida.

La locutora y periodista Aida Suárez presentó una exposición sobre la vida de dos hidalguenses que lucharon por la educación: Elisa Acuña y María Hazas. Comentó que trabajaron exhaustivamente para que en México se les reconociera a las mujeres.

-María Aguilar y Eva Becerril-


Compartir en: