Descendiente de buda deja mensaje de paz y espiritualidad en UAEH


Dirección de Comunicación Social, 29/Julio/2018

Boletín Electrónico Informativo 421


*“Los seres humanos somos capaces de hacer grandes cosas: Roshi Hozumi Gensho

*Asegura investigador que meditación ayuda a disminuir riesgos de enfermedades

 

Pachuca de Soto, Hidalgo.- El maestro japonés de budismo zen en su vertiente rinzai, Roshi Hozumi Gensho, visitó la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) para dictar una conferencia magistral, en la que dejó un mensaje de espiritualidad y de paz a alumnos y público en general que se dieron cita en el Instituto de Ciencias de la Salud (ICSa).

 

“Con la meditación podemos acallar nuestro cuerpo y enseñarle a valorar la vida. Debemos construir esa sociedad que sabe cuidar y aguardar; puede ser un camino largo pero no imposible. Quiero que ustedes tengan ese valor y lo transmitan a través de la medicina. Deben darse esa valía”, manifestó Hozumi Gensho.

 

En el marco del Taller de Inducción a la Vida Universitaria, ofrecido a estudiantes de nuevo ingreso de la Licenciatura en Psicología, quien es patriarca  japonés colocado en el lugar 83 de la lista de iluminados después del Buda histórico, Siddharta Gautama, invitó a los asistentes a hacer meditación y guardar silencio para encontrar tranquilidad en la vida.

 

“Los seres humanos somos capaces de hacer grandes cosas, pero es necesario experimentar el silencio y despertar para experimentar la iluminación. Todas las preocupaciones y problemas que tenemos en nuestro corazón, debemos hacerlas a un lado y meditar”, señaló durante su presentación, en la que estuvo acompañado de Sergio López Ramos, investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

 

Tras referir que desea ser un mensajero para transmitir paz y romper las barreras religiosas, Roshi Hozumi recalcó que a su edad sigue siendo un estudiante en busca continua del saber, lo que le ha llevado a descubrir nuevos horizontes.

 

Agregó que es bueno realizar una autoevaluación para mejorar como ser humano a través de cualquier materia del conocimiento, como el arte, medicina, psicología, economía, política. “Eso es el origen como un ser humano correcto y para tener una forma de pensar adecuada, una forma de ver diferente a los demás”, subrayó.

 

 “A partir de este  momento piensen que pueden lograr lo que ustedes establezcan como meta, no importa qué digan los demás, deben seguir esas metas y tratar de buscar personas que los puedan apoyar. Recuerden, no están solos, no sean egoístas, son el futuro del país. Aprendan a utilizar su cuerpo, su corazón, su espíritu, sean honestos y vivan de esa  manera”, expresó Hozumi Gensho al enviar un mensaje a los universitarios que este lunes iniciarán un nuevo ciclo escolar.

 

A su vez, el investigador Sergio López Ramos declaró que la meditación es un principio básico para lograr el equilibrio emocional y que es una buena  herramienta para la cura de enfermedades. En su caso, dijo que lo ha utilizado para sus investigaciones de padecimientos crónico degenerativos.

 

“Cuando alguien está más o menos en paz, la probabilidad de desarrollar un cáncer es mucho menor. Cuando alguien resuelve sus conflictos o crisis, es más probable que el cuerpo esté en armonía y evita que en unos 30 años se desarrollen estos males”, explicó.

 

Asimismo, indicó que en los análisis hechos ha logrado percibir que quienes hacen Zen, disminuyen los riesgos, además de que aprenden a ver el mundo sin temor, se equilibran y mejoran sus relaciones humanas.

 

 “Hemos encontrado en informes epidemiológicos que son las relaciones humanas las que te enferman, a través de codependencia, violencia, abandono, maltrato o sobreprotección. Esto a la larga genera padecimientos porque producen cáncer, un tumor, una ausencia o esquizofrenia, pues hay una ruptura en el proceso de equilibrio del cuerpo”, aseguró.

 

Sergio López sugirió tener una práctica como cuidar árboles, cultivar plantas, tocar un instrumento, hacer algo de Kigon o Taichi, “es decir, hacer un acto por la vida. Si no, no sirve de mucho la existencia, terminan al final solos, enfermos o separados de las parejas”.

 

Concluyó que “como seres humanos, debemos encontrar primero el origen de nuestro corazón; el ser humano ha realizado muchos estudios: filosofía, psicología, todo eso viene del corazón y el Zen se enfoca en el corazón, el Zen busca unificar el corazón para buscar una mejor vida para nosotros”.


Compartir en: