Nutrióloga de UAEH investiga antioxidantes


Dirección de Comunicación Social, 22/Julio/2018

Boletín Electrónico Informativo 407


Pachuca de Soto, Hidalgo.- La investigadora Esther Ramírez Moreno, integrante del área académica de Nutrición de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), evalúa la composición nutrimental de diferentes alimentos, no solamente a nivel proteínas y grasas, sino otro componentes, como los antioxidantes, que sirven para prevenir enfermedades.

 

“Lo que estudio es la bioaccesibilidad, lo que busca esta materia es hacer una similitud del estómago, homogenizar muestras, dotar al espacio de temperaturas que son muy similares a las que ahí se encuentran, para ver qué compuestos pueden asimilarse en el aparato digestivo. Muchos de esos compuestos están dentro de las semillas o dentro de una fibra muy leñosa, por ello es difícil recibir todos los beneficios que contiene, a través de la digestión”, explicó.

 

Ramírez Moreno basa su investigación en los componentes del cactus, pero se centra en el estudio de las tunas, por lo que ha encontrado, gracias a sus estudios, que este fruto contiene una gran cantidad de fibra y brinda una saciedad inmediata, pues aunque contienen grandes cantidades de glucosa, la misma fibra permite almacenar estos azúcares hasta que el cuerpo los necesita.

                                                

“Lo que yo hago en el laboratorio es ver qué tanta bioaccesibilidad tienen esos compuestos, principalmente los antioxidantes, pues, por ejemplo, los azúcares se absorben muy rápido, por ello cuando nosotros tenemos mucha hambre, podemos comernos una tuna y nos sentiremos llenos con una gran cantidad de antioxidantes y fibra, dependiendo también de su color, pues si es de color rojo tendrá más antioxidantes y en caso de ser verde contendrá más fibra”, agregó.

 

La profesora cuenta con más de 8 años en la investigación de las tunas, pues se trata de un producto de mucha accesibilidad en México, ya que cuenta con una temporada comprendida desde julio hasta septiembre, además Esther Ramírez menciona que como ciudadanos, debemos preservar el consumo de productos nacionales.

 

“Hay gente que a las tunas le quita la semilla; esto no debe de hacerse, pues en las semillas están los antioxidantes, pues la fibra que contiene es soluble y permite darle un tipo de masaje por todo el tracto gastrointestinal que ayuda a que la digestión sea adecuada, por eso es que el consumo de semillas es benéfico”.

 

Como parte del personal de la Academia de Nutrición, en trabajo en conjunto con otro colega, Ramírez Moreno realiza colaboraciones en el tema de suplementación de animales de granja, para evaluar su información nutricional y agregarles Omega 3, para ofrecerle un mejor producto al consumidor.                                                         

  

“Hay dos fuentes principales de Omega 3 en México. Una es el pescado y la otro es el aceite de oliva, sin embargo, el primero no estamos habituados a incluirlo en nuestra dieta y el segundo es bastante caro, sin embargo, gracias a ese esfuerzo se suplementó a los animales con Omega 3, evaluando después a la población, encontrando como resultado la disminución de algunos parámetros bioquímicos, para coadyudar al mejoramiento de la salud.

 

“Me gusta incentivar a mis alumnos para que hagan investigación, pues en estos tiempos no podemos quedarnos en el estudio, tenemos que generar nuestro propio conocimiento, a través de revistas y libros y no sólo a través de internet”, concluyó.


Compartir en: