Estudia investigador universitario comportamiento de colibrís


Dirección de Comunicación Social, 05/Septiembre/2013

Boletín Electrónico Informativo 617


*El proyecto incluye proyectos de estudiantes de nivel licenciatura del Área Académica de Biología

Pachuca de Soto, Hgo.- Con el propósito de promover la investigación y mostrar a la población infantil las cualidades y vida de los colibrís, la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) a través del Área Académica de Biología desarrolla el estudio de esta especie y su comportamiento.

Interesado primeramente en la botánica, Raúl Ortiz Pulido, profesor investigador de esta casa de estudios y responsable del proyecto, inició estudios en la dispersión de semillas de aves, luego de un tiempo se interesó por los colibrís, de cuyas características destacan su tamaño, su carácter y su forma de interacción con otras aves.

“Los colibríes pesan entre 2.5 y 20 gramos. De las 329 especies conocidas, existen en el estado de Hidalgo alrededor de 24, lo que representa la mitad de las que habitan en la República mexicana”, informó el investigador universitario, quien además explicó que la alimentación de los colibrís se basa principalmente en néctar de flores, el cual suministra grandes cantidades de energía a su organismo en pequeñas dosis, medidas en micro-litros, aunque también se alimentan de insectos.

El corazón de un colibrí late mil cuatrocientas veces por minuto, mientras que sus alas realizan un movimiento de ochenta veces por segundo, lo cual significa un desgaste energético que se compensa con la ingesta de néctar. La vida de estos ejemplares es muy corta, ya que no logran sobrevivir el primer año. Su plumaje es la parte principal, ya que los machos lo muestran a las hembras, cuyas plumas son de colores opacos.

Este proyecto incluye investigaciones de estudiantes, como la que realiza una alumna de licenciatura en biología sobre las “arenas” de los colibríes, las cuales sirven para que los machos se muestren a las hembras para que elijan pareja.

Con bibliografía dedicada a los colibríes y dirigida al público infantil, el investigador universitario hace hincapié en la naturaleza de estos ejemplares. Las aves sólo se encuentran en el continente americano, aunque se cree que hace 25 mil millones de años existieron indicios de colibríes en el continente europeo; asimismo destacó otras cualidades, como la rapidez, y que al reproducirse pueden llegar a tener de una a tres crías.

Algunos de los libros publicados por Ortiz Pulido son: ¿Sabes quién vive en el Parque Nacional El Chico?, Colibríes y La historia del Gigante Dormido. Actualmente, el investigador universitario se encuentra trabajando en un proyecto de avifauna en el estado en el que, junto con su alumnado, determinan la distribución actual de las especies y cómo se modifica con respecto al cambio climático.

-Sandra Lizette Franco Hernández - Fotografía: Mónica Cuellar


Compartir en: