Analizan investigadores competitividad de Pymes


Dirección de Comunicación Social, 17/Junio/2018

Boletín Electrónico Informativo 344


Pachuca de Soto, Hidalgo.- Con la finalidad de que los investigadores de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) desarrollen un modelo para conocer el nivel de competitividad de las micro, pequeñas y medianas empresas en la entidad, se impartió el taller y conferencia “Determinación de la competitividad en las Pymes Latinoamericanas”, impartida en el Instituto de Ciencias Económico Administrativas (ICEA).

 

La investigadora de la Facultad de Contaduría y Administración de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), María Luisa Saavedra García, impartió el taller y la conferencia en los que destacó que la importancia del taller y conferencia sobre la competitividad de las micro, pequeñas y medianas empresas (Pymes), estriba en que el 99.2 por ciento de las plantas productivas son de este tipo, además de que éstas generan el 60 por ciento del empleo y alrededor del 50 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

 

Durante estas actividades impartidas a investigadores del Cuerpo Académico de Contaduría, la especialista expuso un modelo de cuatro factores que influyen en la competitividad de las Pymes: el macroeconómico, el regional, el interno o micro y el sociocultural, con el objetivo de que los investigadores de la UAEH puedan aplicar dicho modelo en el estado de Hidalgo para saber en qué nivel de competitividad se encuentra.

 

El factor macro tiene que ver con el crecimiento de bienes y servicios de la economía, es decir, el PIB nacional; otros indicadores de este factor son la inflación, el tipo de cambio, las deudas interna y externa, la balanza comercial, así como las facilidades que debería tener la empresa en un escenario de estabilidad económica, para que pueda crecer y exportar sus productos.

 

Explicó que el factor regional se refiere a la infraestructura de telecomunicaciones, carreteras y parques industriales, lo que apoya o desestimula la inversión empresarial. “Si los gobiernos se preocupan por el desarrollo regional, van a llegar las empresas ahí. Si se genera inversión en una región se genera empleo con un encadenamiento económico en el que una industria va a tener a su alrededor a otras industrias más pequeñas, que son sus proveedores, evitando así que la gente se vaya a otros lugares o que su lugar donde residen sea una ciudad dormitorio”, indicó.

 

En cuanto al entorno sociocultural, mencionó que en él se ve de qué manera se impulsa el desarrollo mediante políticas y redes de asociación entre las cámaras empresariales para obtener fomentos para las Pymes. “En los países latinoamericanos no es suficiente la inversión a las Pymes; uno de los problemas más grandes es el acceso a fuentes de financiamiento. En México, las tasas de interés que los bancos cobran es muy elevada”.

 

Saavedra García explicó que el factor micro que influye en la competitividad de las Pymes, está determinado por ocho factores del mapa de competitividad propuesto por el Banco Interamericano de Desarrollo, que considera desde planeación estratégica hasta comercialización, sistemas de información, recursos humanos, gestión ambiental, entre otros. Sobre ello, la investigadora señaló que en el nivel micro predomina la baja competitividad por la falta de profesionalización de las empresas.

 

Sostuvo que si bien existe ese factor que depende de la misma empresa, el gobierno es el que tiene que propiciar todas las condiciones para que las empresas sean competitivas. Una vez conocidos todos los indicadores de dichos factores, dijo la especialista, se realiza un análisis de las Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas (FODA). “Se levantan datos con las empresas en todo el estado, para analizar cómo se encuentra el sector y llevarlo con los políticos que hacen las políticas públicas para que solucionen la problemática real”, detalló.

 

Por ello, destacó la importancia de la investigación para la solución de problemas nacionales como el de las Pymes, toda vez que cuatro de cada 10 empresas de este tipo, quiebran en un año. Al respecto citó que en países desarrollados, por cada 100 habitantes hay cinco investigadores en promedio; en México no se llega ni a un investigador por cada 100 habitantes. “Se necesita más investigadores, porque son los que estudian los problemas reales, obtienen resultados y hacen propuestas para las soluciones y las llevan a quienes toman decisiones, como los gobernadores, los diputados, que supuestamente están muy preocupados por todo”, puntualizó.


Compartir en: