Investigadora de UAEH presenta estudio en Estados Unidos


Dirección de Comunicación Social, 06/Junio/2018

Boletín Electrónico Informativo 322


* La conferencia fue organizada por la Asociación Internacional de Trastornos Alimentarios, que este año cumplió 25 años.

*Investigación que la doctora dio a conocer en Chicago, fue financiada con Programa para el Desarrollo Profesional Docente

 

Pachuca de Soto, Hidalgo.- La insatisfacción de la imagen corporal está relacionada directamente con desordenes de conducta alimentaria que ocasionan la obesidad, concluye la investigadora de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), Leticia Bautista Díaz, en el estudio que presentó en la 25° Conferencia Internacional de Trastornos Alimentarios (ICED por sus siglas en inglés) 2018, Innovation: Expanding Our Community and Perspectives, que se desarrolló en la ciudad de Illinois, Chicago, Estados Unidos.

 

Con 14 años de investigar los trastornos de la conducta alimentaria, la doctora del Área Académica de Psicología, del Instituto de Ciencias de la Salud (ICSa), dio a conocer los resultados de la comparación sobre la insatisfacción de la imagen corporal de seis grupos de personas con obesidad, como lo fueron estudiantes universitarios con sobrepeso; alumnos con normopeso o peso normal; amas de casa con sobrepeso; pacientes que acuden para reducción de peso en clínicas del Seguro Social, y otro grupo que acude a cirugía bariátrica para reducción de peso.

 

“Antes se creía que la dieta restrictiva era un núcleo central de los trastornos alimentarios, pero hoy en día es la imagen corporal. Todos tenemos algún inconveniente con nuestra imagen corporal, no nos gusta alguna parte de nosotros pero no pasa nada; se vuelve patológico cuando la persona presenta conductas para controlar eso que cree que está mal”, explicó.

 

Para evaluar la insatisfacción corporal en los seis grupos mencionados, la investigadora utilizó un cuestionario que se ocupa a nivel mundial por su confiabilidad, que consta de 34 reactivos, y que además está validado para la población mexicana.

 

Como resultado de la comparación, la investigadora encontró diferencias entre los estudiantes de peso normal, con respecto a todos los demás grupos. Lo anterior reveló que la condición de obesidad tiene un efecto sobre la insatisfacción corporal, que incluso puede crear un círculo vicioso y desarrollar psicopatologías, como las conductas de desorden alimenticio.

 

Tras presentar las aportaciones de esta evaluación que conlleva una gran relevancia para la salud de la población, la doctora dijo que buscará darle continuidad a esta investigación, a fin de que tenga un mayor impacto mediante una intervención que prevenga los trastornos de la conducta alimentaria. 

 

“La participación en esta conferencia fue muy importante, porque nos permite crear redes de colaboración tanto internas con compañeros del cuerpo académico, como entre instituciones educativas y de salud”, enfatizó la catedrática, toda vez que participaron en esta investigación miembros del Cuerpo Académico de Salud Emocional del ICSa, investigadores de la UNAM, una investigadora de la Universidad de Guadalajara (UdG) y el médico cirujano Jorge Enrique Ramírez Velázquez, jefe de la Clínica de Metabolismo del Hospital General de México. 

 

Además, la doctora presentó otro trabajo que se incluye en el capítulo hispanoamericano de las memorias de esta conferencia, en el cual utiliza el mismo cuestionario pero para una versión más breve, de 14 reactivos. “Es una ventaja contar con instrumentos cortos que demuestren que están evaluando el fenómeno”, indicó. En esta investigación participaron Leticia Bautista como miembro del Cuerpo Académico de Salud Emocional, así como Karina Franco Paredes, del Centro de Investigación en Riesgos y Calidad de Vida de la Universidad de Guadalajara (UdG), así como Felipe J. Díaz Reséndiz y Elba Mirella Arredondo Urtiz, de la misma UdG.

 

La investigadora del Instituto de Ciencias de la Salud consideró que la asistencia a esta conferencia internacional fue muy productiva no solamente por la creación de lazos interinstitucionales para futuros proyectos de investigación, sino por la posibilidad de dar a conocer en una plataforma internacional, un estudio sobre México y particularmente del estado de Hidalgo. “Esa es la mayor contribución, mostrar que también se hace investigación de calidad en México”, afirmó.

 

Finalmente, Bautista Díaz habló de la importancia de que los estudiantes se incorporen a los proyectos de investigación como parte de su formación académica; en ese sentido, refirió que como parte de este estudio sobre trastornos alimenticios, cuatro alumnos se titularán por tesis.


Compartir en: