Presentó UAEH conferencia sobre eficiencia de la producción de alimentos


Dirección de Comunicación Social, 29/Mayo/2018

Boletín Electrónico Informativo 306


* La conferencia es parte de las Jornadas Académicas que realiza el Cuerpo Académico de Propiedades y Funcionalidad de Alimentos con apoyo de la Academia Mexicana de Ciencias.

*Exhorta investigador a trabajar en proyectos de investigación para contribuir a hacer más eficiente la producción de alimentos

 

Pachuca de Soto, Hidalgo.- El mundo requiere profesionales que enfrenten el reto de alimentar a la población con hambre y desnutrición, además de reducir el desperdicio de la producción mundial de alimentos, planteó el profesor investigador de la Universidad Politécnica de Pénjamo (UPPE) de Guanajuato, Jair Antonio Barajas Ramírez, durante la conferencia “Importancia del uso de la evaluación sensorial para el desarrollo de alimentos” impartida en la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH).

 

En esta conferencia presentada en el auditorio del Área Académica de Física MS3, del Instituto de Ciencias Básicas e Ingeniería (ICBI), el investigador de la UPPE, Jair Barajas, destacó la importancia de la producción de alimentos para la humanidad pues la alimentación es una necesidad básica. Mencionó que actualmente existe una gran sobreproducción de alimentos, que está relacionada con el uso de la tecnología para la producción de comida. Lo anterior ha generado que alrededor de la mitad de la producción mundial de alimentos, se desperdicie.

 

De acuerdo con el especialista, dichos desperdicios se generan después de preparados los alimentos, pero también debido a las pérdidas post-cosecha. Precisó que el 25 por ciento de ese tipo de desperdicios, se deben a malos manejos tecnológicos. A ello se suma el alto costo de los alimentos a los consumidores, que ha derivado en protestas sociales en México y en el mundo.

 

En contraste con la sobreproducción y el desperdicio, existe desnutrición y hambre en muchas partes del país y en el mundo: Por una parte cerca del 10 por ciento de la población mundial está en desnutrición y por otra parte el 30 por ciento de la población padece obesidad, sostuvo el investigador. “Tenemos el reto de alimentar a la población con hambre y desnutrición y reducir las pérdidas post-cosecha”, propuso.

 

Ante ese panorama, el catedrático presentó a los estudiantes resultados de la evaluación sensorial de alimentos como totopos, elaborados con diferentes componentes para mejorar su calidad pero también su sabor, todo ello con miras a mejorar los productos alimenticios para la buena nutrición de las personas, pero también con la intención de producir alimentos que tengan un menor impacto ambiental.

 

Por ello consideró importante que los estudiantes conozcan el uso de la evaluación sensorial para el desarrollo de alimentos, toda vez que puede ayudarles a insertarse en el ámbito laboral, al ser este tipo de trabajos parte fundamental de lo que piden las industrias a los egresados. “Muchos de sus futuros empleadores están pagando muy bien porque falta personal que tenga estos conocimientos, están pagando bien a las personas que demuestren que saben trabajar con desarrollo de productos, que sean potenciales comercialmente. Por eso es muy importante que los muchachos conozcan acerca de estos temas”, mencionó el catedrático.

 

El catedrático reconoció el trabajo de los profesores del Cuerpo Académico de Propiedades y Funcionalidad de Alimentos, e invitó a los estudiantes a integrarse al desarrollo de proyectos de investigación. “En muchas ocasiones es para pasar la materia y ahí queda, cuando tienen productos que realmente pueden ser atractivos y que potencial; hay que buscar realizarlos bien, e integrar los conocimientos que ven en las diferentes materias y hay que buscar, una vez que tienen sus productos, fuentes de financiamiento”, afirmó el miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI).


Compartir en: