Humanos podrían ir a Marte en 2030, afirma director de AEXA


Dirección de Comunicación Social, 06/Mayo/2018

Boletín Electrónico Informativo 253


*Se ocuparían 32 meses para viaje; actualmente no existe tecnología para hacerlo

*UAEH participa en experimentos para vehículos que serán enviados al planeta rojo

 

Pachuca de Soto, Hidalgo. – “Por el momento es inviable llegar al planeta Marte, porque aún no existe la tecnología para poder hacerlo”, sostuvo Octavio Flores Correa, director general de Aplicaciones Extraordinarias Aeroespaciales (AEXA), al impartir una conferencia magistral en el marco de la edición número VIII del Festival Internacional de la Imagen (FINI).

 

Durante la ponencia “Las complicaciones tecnológicas para la conquista del planeta Marte. La próxima frontera”, que se desarrolló en el Salón de Actos “Ingeniero Baltasar Muñoz Lumbier”, de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), el directivo detalló que para llegar a la luna se necesitó un viaje de una semana; sin embargo, para visitar el planeta rojo, se ocuparían 32 meses de ida vuelta.

 

Flores Correa apuntó que a 50 años de que el hombre pisara la luna, los avances tecnológicos no alcanzan para hacer el viaje, pero se espera que para el 2030 las misiones lleguen al cuarto astro del Sistema Solar. Entre otras cosas, se necesitarían 85 mil toneladas de un cohete que debería ir equipado con miles de tanques de oxígeno, varios garrafones de agua y mucha comida.

 

Por ello, precisó, sería necesario reducir la carga, reciclar el mayor número de cosas como el agua, el aire y la ropa. Además, indicó que la NASA ya busca una forma de crear combustible proveniente de arena, la tierra o el hielo para su fácil transportación, considerando que no se permitirían fallas mecánicas, porque de lo contrario eso significaría más dinero y más peso.

 

Acerca de los cálculos hechos para que el hombre pueda viajar a Marte, Octavio Flores explicó que la misión deberá salir de la órbita de la tierra, trasladarse a una zona de transferencia y pasar al trayecto de dicho planeta. Refirió que justamente por lo caro de la misión y lo complicado de hacerlo, probablemente las primeras personas que lleguen tendrían que quedarse.

 

Tras declarar que “se está consiguiendo que logren aterrizar un grupo de humanos y puedan establecer una colonia, un hábitat, con la idea de que cada cuatro años se manden nuevas misiones para que vayan creciendo”, añadió que la vida en aquel planeta es viable porque hay condiciones de agua.

 

Aunque hay entornos muy duros como ciclones y tormentas de arena, los científicos tienen la hipótesis que se pueden ocupar túneles de lava que se encuentran bajo tierra y allí establecer los hábitats. Otra de las opciones es la impresión 3D, para hacer lo que se ocupe en madera, metal o plástico y comenzar a poblar el lugar.

 

Sostuvo que sería más difícil realizar el viaje que establecerse en el planeta, debido a esto se realizan pruebas en zonas desiertas y el ártico. “Definitivamente por el momento lo más importante es encontrar las condiciones para poder llegar allí”, reiteró.

 

Sobre el proyecto que realizan científicos de la UAEH con AEXA para la preparación de un experimento que será enviado a través de Alpha Space a la Estación Espacial Internacional (EEI), refirió que es algo inédito, pues nadie en México y Latinoamérica había podido acceder a este módulo.

 

Recalcó que “la UAEH y AEXA vamos a ser los primeros de este módulo”. Agregó que el lanzamiento está planeado para el mes de noviembre y estará sometido a condiciones extremas de temperatura, de vacío, radiación ultravioleta y solar y electromagnética, mismas que no se pueden generar en la tierra.

 

“Un año de estos experimentos en el espacio, equivale a unos 16 años acá en la tierra, y ese será el tiempo de investigación que se va a ahorrar en este caso la UAEH y el que se podrían ahorrar cualquiera de nuestras universidades, así como nuestros centros de investigación al hacer uso de este módulo”, afirmó.

 

Cabe destacar que este proyecto será llevado al espacio con la finalidad de probar nuevos materiales electroquímicos que posteriormente puedan ser usados en los vehículos que se enviarán al planeta Marte. El experimento es encabezado por Ángel Cobos, científico de cátedras Conacyt en la UAEH, quien trabaja con varios investigadores y alumnos de la Autónoma de Hidalgo.


Compartir en: