Oldřich Kašpar se une al claustro de profesores honorarios visitantes de UAEH


Dirección de Comunicación Social, 02/Mayo/2018

Boletín Electrónico Informativo 243


*Durante el evento, expresa su profundo amor por México

 

Pachuca de Soto, Hidalgo.- El prestigioso historiador, etnólogo y traductor checo, Oldřich Kašpar, fue reconocido como profesor honorario visitante por la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), en el marco del Festival Internacional de la Imagen (FINI) 2018.

 

En el Salón de Actos “Ingeniero Baltasar Muñoz Lumbier”, del Centro Cultural Universitario “La Garza”, el rector Adolfo Pontigo Loyola colocó la beca académica, símbolo de unión del profesor con la máxima casa de estudios de la entidad, ante la presencia de alumnos, profesores e investigadores. El historiador checo quedará adscrito al Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades (ICSHu).

 

“Tengo que agradecer a todos los mexicanos que conozco y no conozco. A éstos que conozco quiero expresar mi agradecimiento porque me acogieron con el corazón abierto, pues me hicieron sentir que estoy en mi casa. Muchas  gracias a todos”, manifestó el investigador checo durante su discurso de aceptación.

 

En su oportunidad, el rector Adolfo Pontigo indicó que la comunidad de la UAEH está altamente complacida por contar con una personalidad como Oldřich Kašpar dentro del claustro de profesores honorarios visitantes, algo que será muy bien aprovechado por los alumnos. “Siempre motivados por el espíritu universitario, definido por la disciplina y la convicción puesta en la búsqueda incansable del saber y la justicia”, externó.

 

Agregó que esta institución educativa brinda la más cordial bienvenida a las filas de la vanguardia intelectual del estado de Hidalgo. “Su cariño por nuestro país, y por el contexto hispanoamericano, se ven recompensados modestamente con este galardón de honor, que además acorta los puentes que la investigación es capaz de tender entre dos naciones”, declaró.

 

Previamente, el nuevo profesor honorario visitante impartió la conferencia “Mi vida académica a través del socialismo y la democracia”, en la que narró parte de su vida y cómo nació su amor por México. “Es un poco raro que un loco de un país ubicado en el Centro de Europa, un checo, venga a hablarles de su país, pero yo les vengo a contar porqué me enamoré de aquí”, señaló.

 

Dijo que se interesó mucho por la historia desde niño, sin embargo, cuando cumplió 16 años leyó El heredero de Moctezuma en una noche, por lo que al día siguiente decidió que dedicaría su vida al estudio de los indígenas mexicanos: “Los aztecas y nadan más”, subrayó.

 

Refirió que para poder estudiarlos tuvo que pasar varios obstáculos, el principal de ellos fue sortear la política que su país practicaba pasado la segunda mitad del siglo XX. Su primera salida a una nación hispanohablante fue Cuba y después  pudo visitar España, donde amplió su conocimiento acerca de la cultura mexicana.

 

Entre 1987 y 1989 pudo salir a México, pues las cuestiones políticas comenzaron a cambiar y ya no tuvo problemas para salir de su país y publicar en el extranjero.

 

Comentó que los checos y los mexicanos han estado relacionados en varios momentos de la historia, como el corto régimen de Maximiliano de Habsburgo, el reconocimiento de Checoslovaquia en 1919, la protesta contra el Tratado de Münich y la crítica contra la corriente nacista, antes de la Segunda Guerra Mundial.

 

Antes de finalizar su plática, Oldřich Kašpar señaló aunque hay diferencias buenas y malas de la política anterior y la actual de su país, los problemas económicos del mundo han generado dificultades en la salud, la enseñanza y la cultura. Los jóvenes, aseveró, son quienes en más aprietos se ven dentro de esta disyuntiva, pues para cultivarse necesitan dinero; “estudiar es enfocarse y no perder el tiempo para ganar, eso no sucedía en el anterior régimen”, recalcó.


Compartir en: