Investigadores evalúan materiales para enviar al espacio


Dirección de Comunicación Social, 22/Marzo/2018

Boletín Electrónico Informativo 153


* Investigadores inician pruebas del experimento para enviar a la Estación Espacial Internacional

*El proyecto es ejecutado con recursos  federales, como los Fondos Mixtos de Conacyt (Fomix)

 

Pachuca de Soto, Hidalgo.- Por primera vez en la historia, investigadores y estudiantes del Instituto de Ciencias Básicas e Ingeniería (ICBI), de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), enviarán un experimento a la Estación Espacial Internacional (EEI) para contribuir a los avances de la investigación y desarrollo de nuevos materiales aplicables en la industria electrónica, mecánica, aeroespacial, galvanoplástica, entre otras, informó el rector Adolfo Pontigo Loyola, a propósito del primer informe de la administración universitaria 2017-2023.

 

Luego de que a principios de marzo se diera a conocer este proyecto que consiste en el envío de una muestra con seis láminas de acero para evaluar la resistencia de su recubrimiento en condiciones ambientales extremas del espacio exterior, los investigadores responsables del proyecto, José Ángel Cobos Murcia y Víctor Esteban Reyes Cruz, anunciaron que estos materiales serán evaluados primero en tierra.

 

“Vamos a estar haciendo evaluaciones utilizando técnicas electroquímicas para evaluar cuál es el comportamiento que estos materiales están teniendo aquí en la Tierra, y saber cómo los estamos mandando y se va a hacer una evaluación más en la NASA, en condiciones similares a las que van a estar expuestos en el espacio, con el propósito de saber si el material va a aguantar antes de mandarlo”, explicó el doctor Cobos.

 

Los investigadores destacaron que el estudio de estos recubrimientos es fundamental para el desarrollo de nuevos materiales aplicables en la industria, toda vez que permiten mejorar las características de los metales en donde se colocan, evitando la corrosión, mejorado la conductividad, dando mejores acabados estéticos, mayor dureza, o mejorar las propiedades mecánicas y químicas del metal sustrato.

 

Se evaluarán los recubrimientos de las seis láminas de acero, de las cuales cinco están recubiertas con diferentes metales, tales como cobre, plata, cobre plateado, nickel, latón, los cuales fueron depositados sobre el acero inoxidable con técnicas electroquímicas. La restante es de acero inoxidable sin recubrir.

 

De acuerdo con el investigador José Ángel Cobos, se enviaron tres láminas a la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA), una de ellas será enviada al espacio, otra más se queda en la tierra como testigo para diferenciar los efectos de las condiciones de exposición sobre los recubrimientos y el acero inoxidable; la tercera se ocupará para hacer pruebas en la Tierra. El grupo de investigación trabajará en la elaboración de tres láminas más que serán idénticas a las anteriores, con las que se llevarán aL cabo pruebas al igual que las que se enviaron a la NASA.

 

Cobos Murcia precisó que el periodo de pruebas en la Tierra podrá durar de dos semanas a un mes, y que consistirá en utilizar técnicas electroquímicas, que son las más utilizadas para el estudio de la corrosión. De esa forma, los recubrimientos serán evaluados antes y después de la exposición a las condiciones ambientales en el espacio.

 

La muestra que ya se envió a la NASA, será lanzada en agosto próximo a la Estación Espacial Internacional y colocada en los paneles de Experimentos en Materiales, donde los recubrimientos y el acero inoxidable estarán expuestos a condiciones ambientales extremas, como dilatación y contracción térmica, exposición a oxígeno molecular, radiación de alta energía y microgravedad. Estas condiciones propician la degradación del acero inoxidable y sus recubrimientos, lo que también sucede en las condiciones terrestres, pero de una manera tan lenta que podría llevarse hasta 20 años, por lo que este estudio permitirá evaluar un proceso lento de manera acelerada.

 

El doctor Víctor Esteban Reyes resaltó que este experimento en general busca contribuir al avance de la ciencia, a fin de que el conocimiento generado pueda aplicarse en el desarrollo de materiales para la industria y, de esa forma, las empresas cuenten con mejores productos. “La idea de la lámina que se va a ir a la Estación Espacial Internacional, es conocer algunos aspectos de la morfología y las otras láminas nos dan información para que nosotros podamos generar algunas aleaciones que permitan su uso en proyectos aeroespaciales, como proyectos que resuelvan algunas necesidades en la tierra, abundó.

 

“Este experimento se puede utilizar para evaluar procedimientos, por ejemplo, que las empresas que se dedican a producir materiales galvánicos evalúen sus nuevas formulaciones mandando una muestra al espacio para que evalúe en tiempos cortos y utilice un material que le sirva durante 40 o 50 años”, complementó el doctor Cobos.

 

Los responsables del proyecto son los doctores José Ángel Cobos Murcia, Víctor Esteban Reyes Cruz y María Aurora Veloz Rodríguez, del Área Académica de Ciencias de los Materiales del Instituto de Ciencias Básicas e Ingeniería (ICBI) de la UAEH. También participan en este proyecto científico los estudiantes Grisell Gallegos Ortega, Quinik Luis Reyes Morales, Miguel Ángel Castillo Rojas, Ingrid Guadalupe Meza Pardo y Miguel Ángel González López.

 

Los estudiantes, tres de ellos de doctorado, uno de maestría y otro de licenciatura, se dedicaron al tratado químico de los materiales, corte y diseño de las muestras, así como preparación de las laminillas. En esta etapa del proyecto, los alumnos participarán en las pruebas electroquímicas que se aplicarán a las muestras en la Tierra.

 

Finalmente, la alumna de doctorado Grisell Gallegos agradeció a la Universidad por permitirle participar en este proyecto y mencionó que si bien muchos estudiantes buscan estudiar en el extranjero u otras instituciones del país para obtener mejores opciones de desarrollo, la UAEH brinda grandes oportunidades de crecimiento académico y profesional. “He tenido la experiencia de estar en otras universidades y yo puedo hablar de que en esta universidad he tenido grandes experiencias, extraordinarias, y no es necesario irse a otros lados; acérquense aquí y pueden progresar”.


Compartir en: