UAEH investiga encapsulamiento de plantas medicinales como antimicrobianos


Dirección de Comunicación Social, 02/Septiembre/2013

Boletín Electrónico Informativo 609


* El proyectobusca generar compuestos encapsulados que inhiban el crecimiento de bacterias en un material polímero que podría ser el almidón

Pachuca de Soto, Hgo.- Como parte de los proyectos llevados a cabo en el Área Académica de Química en Alimentos de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), Javier Castro Rosas, profesor investigador de esta casa de estudios realiza en colaboración con pares académicos el proyecto Encapsulamiento de fitocompuestos y su actividad biológica como materia prima para distintas industrias.

 

Castro Rosas explicó que lo que se busca es generar compuestos encapsulados que inhiban el crecimiento de bacterias en un material polímero que podría ser el almidón, buscando que sean resistentes a situaciones como la luz o el oxígeno y prolonguen su efecto y su vida útil, de tal manera que estos compuestos encapsulados puedan utilizarse como aditivos de los alimentos con mayor efecto que las sustancias químicas que actualmente están en el mercado.

 

El investigador universitario señaló que una vez que se aíslen estos compuestos y se hallan encapsulado, se harán las pruebas pertinentes con animales de laboratorio para detectar la dosis máxima que podrían soportar, determinando de esta forma si existe algún grado de toxicidad para el ser humano. Las plantas que se han estudiado crecen principalmente en el estado de Hidalgo, una de ellas conocida comúnmente como pericónla cual contiene propiedades antimicrobianas en partes como la raíz, las hojas y las flores.

 

Castro Rosas espera que en un lapso no mayor de dos años se obtengan los compuestos ya encapsulados y con los exámenes debidos, los cuales permitirán demostrar que tales compuestos son activos cuando se encapsulan, tienen el mismo efecto que los conservadores químicos que hay en existencia y que no son tóxicos para la salud del ser humano.

 

Actualmente, los compuestos que se estudian en el laboratorio de Química en Alimentos, se utilizan para la evaluación de productos cárnicos como embutidos, quesos y productos fermentados como el yogurt y aunque muestra un efecto considerable en la inhibición del crecimiento de bacterias los investigadores que trabajan en este proyecto creen posible aumentar estos efectos si los compuestos son encapsulados.

 

Javier Castro Rosas apuntó, que de igual manera, se examinarán la estabilidad de los compuestos encapsulados si soportan las temperaturas de cocción en los embutidos por ejemplo, o los procesos de pasteurización del yogurt. Se ha pensado también en probar los efectos de estos compuestos en el pan o en las tortillas ya que no sólo se busca atacar a las bacterias que generan enfermedades en el ser humano, sino también detener el crecimiento de aquellas que descomponen los alimentos.

-Sandra Lizette Franco Hernández/División de Investigación y Posgrado - Fotografía: Mónica Cuellar.


Compartir en: