El asma como enfermedad crónica


Dirección de Comunicación Social, 03/Noviembre/2013

Boletín Electrónico Informativo 755


*La Organización Mundial de la Salud define al asma como una enfermedad cuyo síntoma principal es la dificultad para respirar, estos ataques varían en severidad y frecuencia de una persona a otra

Pachuca de Soto, Hidalgo.- La temporada de lluvias y descenso en las temperaturas presenta una oportunidad para que las enfermedades en las vías respiratorias se desarrollen, dichas enfermedades si no son atendidas adecuadamente pueden derivar en padecimientos crónicos como el asma.

 

La Organización Mundial de la Salud define al asma como una enfermedad cuyo síntoma principal es la dificultad para respirar, estos ataques varían en severidad y frecuencia de una persona a otra. Miguel Ángel González Sosa, médico y profesor del Instituto de Ciencias de la Salud de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, expone que esta enfermedad se presenta por diversas causas, desde la genética hasta el lugar de residencia, por ejemplo, puede surgir por vivir en zonas como Ecatepec, en el Estado de México o en Tula en Hidalgo, puesto que son zonas con un alto índice de contaminantes en el aire.

 

Las alergias a diversos factores como el polvo y el pelo de animales (gatos, perros, aves) pueden contribuir a desencadenar insuficiencia respiratoria aguda; existen varias clasificaciones en cuanto a los tipos de asma, una de ellas, divide a este padecimiento en tres: asma atípica, crónica e intermitente. Aunque no se conoce a ciencia cierta el primero, se sabe que los tres se producen por los mismos factores.

 

González Sosa dijo que para conocer a detalle si el paciente padece de asma, se debe de someter a un protocolo de estudio que determine las causas y el tipo de tratamiento a seguir. Dentro de este protocolo se realiza la prueba cutánea, con más de cien reactivos adheridos a la espalda del paciente, en busca de alguna reacción alérgica, la cual determina el tipo de asma que padece y a qué factores es alérgico, esto con la finalidad de descartar la posibilidad de que el asma derive de una situación psicológica.

 

Es recomendable acudir al médico cuando se presentan síntomas como escurrimiento nasal, tos, infecciones virales recurrentes, fiebre, dificultad para respirar y dolor muscular; aunque el profesor universitario hace hincapié en la prevención por lo que se recomienda realizar un chequeo cada seis meses, abstenerse de tener animales dentro de casa, lavar perfectamente la ropa (en este punto se recomienda hervirla cada tres meses o llevarla a la tintorería incluyendo la ropa de cama) para evitar la proliferación de ácaros, tener un piso laminado, evitando así las alfombras y desde luego tener una alimentación sana, cuidando no ingerir alimentos que produzcan reacciones alérgicas.

 

Los tratamientos utilizados varían de acuerdo al tipo de asma que el paciente desarrolle, es por esta razón que actualmente se estudia el aire de la ciudad de Pachuca, en Hidalgo y sus alrededores, para determinar posibles contaminantes que lleven a la población a padecer asma.

-Sandra Lizette Franco Hernández- Fotografía: Mónica Cuellar


Compartir en: