Pérdida de especies en ecosistemas, pone en riesgo bienestar humano


Dirección de Comunicación Social, 10/Julio/2017

Boletín Electrónico Informativo 395


Pachuca de Soto, Hidalgo.- Para evitar la pérdida de diversidad biológica en todos sus niveles y tomar medidas para reducir el consumo de recursos naturales que pongan en riesgo el equilibrio del ecosistema a nivel local, nacional y mundial, Claudia Moreno Ortega, investigadora del Centro de Investigaciones Biológicas (CIB) de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), desarrolla un estudio para informar a la población sobre este fenómeno.  

 

La académica del Instituto de Ciencias Básicas e Ingenierías (ICBI) explicó que la mayoría de los ciudadanos no cuenta con la información necesaria que le permita hacer conciencia respecto a la importancia de las especies y recursos que ofrecen a la humanidad servicios ecológicos, como el agua potable limpia y la descomposición de desechos.

 

Derivado de ello, agregó que es de suma relevancia los ecosistemas en el desenvolvimiento de los individuos dentro de la sociedad, puesto que demuestra que la estética y el contacto con la naturaleza tienen beneficios psicológicos en el desempeño humano.

 

Moreno Ortega expuso que una vía de la conservación de las especies es la sustentabilidad, concepto que propone alcanzar el mejor estándar de bienestar humano, sin poner en riesgo la calidad de vida de las próximas generaciones y para no perder de vista la dicotomía que implica este concepto: la preservación de la biodiversidad y la gestión de recursos naturales.

 

Aunado a lo anterior, detalló que el tema de la sobrepoblación es un factor importante en la extinción de algunas especies,  ya que implica aumento de la demanda de alimentos al favorecer la expansión de los sistemas agrícolas que causan desequilibrio en los ecosistemas, por lo que subrayó que para hablar sobre sostenibilidad, es necesario tomar medidas frente al aumento de la tasa poblacional e impulsar acciones tomar en cuanto a la educación básica sexual y de género.

 

La académica indicó que se deben modificar la alimentación y el estilo de vida de los países, toda vez que si no se aprovechan los recursos disponibles en los territorios geográficos, producir o  transportar alimentos de otras regiones tiene un impacto en la biosfera.

 

Para concluir, hizo un llamado a la ciudadanía a meditar sobre sus acciones y las consecuencias que éstas tienen al contribuir al cambio climático, por lo que la conminó a modificar su patrón de consumo, preguntarse cuál es el impacto ambiental que conlleva consumir ciertos productos o servicios y tener conocimiento de lo que se consume para evitar afectaciones a la salud.

-Mar Sánchez


Compartir en: