Migrantes mexicanos, primera minoría en E.U.


Dirección de Comunicación Social, 07/Noviembre/2013

Boletín Electrónico Informativo 768


*Se concentran principalmente en Chicago, ciudad multicultural y residencia de miles de paisanos

Pachuca de Soto, Hidalgo.- La migración transnacional es un fenómeno que se ha presentado de manera constante y no se ha detenido. Karina Pizarro Hernández, profesora investigadora del Área Académica de Sociología y Demografía del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades (ICSHu) habló del fenómeno en Hidalgo y cuál es el papel de los mexicanos en Estados Unidos.

 

A partir de la crisis económica, a finales de los años 80’s y principios de los 90’s, Hidalgo entró en la lista de los estados con mayor flujo migratorio hacia Estados Unidos. Los hidalguenses emigrados desempeñaban labores principalmente en la agricultura. Posteriormente, abandonaron las grandes urbes para situarse en ciudades medias, y se incorporó la mano de obra femenina e infantil al sector servicios.

 

La investigadora centró su análisis en la ciudad de Chicago, debido al gran número de mexicanos que ha recibido desde hace décadas. “Chicago es una ciudad plural que alberga migrantes de diferentes nacionalidades como polaca, checoslovaca, alemana, griega y por supuesto mexicana; ésta última se ha colocado como la primera población minoritaria en Estados Unidos, tomando decisiones económicas y políticas muy importantes”, puntualizó.

 

En cuanto a la gastronomía, los resultados de la investigación arrojaron que se reproduce la comida mexicana no sólo a escala nacional, sino también regional; hay platillos hidalguenses como barbacoa, consomé o chinicuiles, lo que convierte a esta ciudad en un mosaico de identidad gastronómica, donde los migrantes mexicanos han logrado establecer restaurantes, tiendas y tortillerías de renombre.

 

La especialista expuso que a pesar de las medidas que ha emprendido el gobierno estadunidense para detener la migración, ésta ha continuado debido a la oferta de trabajo; el riesgo que presenta cruzar la frontera impide que los migrantes regresen a sus países de origen, obligándolos de cierta forma a establecerse permanentemente en aquel país, aumentando así su número.

 

Estos y otros resultados se encuentran en el libro Pasaporte, la maleta y la barbacoa: La experiencia humana a través de los saberes y sabores transnacionales Pachuca-Chicago, autoría de Pizarro Hernández.

-Mónica Cuellar Bocardo- Fotografía: Sandra Franco


Compartir en: