Beneficia la salud alimentación de Semana Santa


Dirección de Comunicación Social, 14/Abril/2017

Boletín Electrónico Informativo 220


Pachuca de Soto, Hidalgo.- La cultura mexicana alimentaria de Semana Santa es benéfica para la salud, señaló Guadalupe López Rodríguez,  profesora investigadora de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH).

 

López Rodríguez, académica adscrita al Instituto de Ciencias de la Salud (ICSa), apuntó que los alimentos que tradicionalmente se preparan en esta época deberían ingerirse a lo largo del año, pues la gente no debería limitar el consumo de pescados, mariscos, verduras y leguminosas en su dieta.

 

La experta en Epidemiología Nutricional, refirió que los seres humanos hacen una selección de los alimentos por tres motivos prioritarios: satisfacer el hambre, selección personal y prestigio; por ello reconoce que los alimentos tradicionales de Semana Santa “son gustos aprendidos que nos han inculcado nuestros familiares, son parte de la cultura en México y el mundo que ha sido heredada a través de generaciones”.

 

Guadalupe López comentó que desde el siglo VIII, quienes comparten religión participan de esta tradición enmarcada por el ayuno, la abstinencia y la penitencia, donde no hay consumo de productos animales, únicamente carnes blancas como el pescado, es aquí donde se realiza una adecuada sustitución de alimentos, “ podemos ver platillos como chiles rellenos, que se complementan muy bien con la proteína del queso y el atún, otros como los romeritos, parte central de la comida en México, que se guisan normalmente con mole, un plato muy adecuado en términos nutricionales”, aseguró.

 

Por ello, recalcó que en esta época en la que se cocina menos carne, como la de res o cerdo, hay una alimentación bien balanceada. Aunque no hizo una invitación a dejarlo de comer, mencionó que no es necesario dejar de lado al pollo y al pescado.

 

Ante esto, la científica recomendó comer este tipo de comida al menos una vez por semana durante el resto del año y agregó que es importante recuperar las recetas ancestrales de la época porque tienen un cuadro nutricional bien equilibrado.

 

 

Por último, la investigadora destacó que la higiene en la preparación de los alimentos debe ser prioritaria, ello evitará enfermedades sobretodo de índole gastrointestinal.

Eva Becerril


Compartir en: