Sin librerías, municipios en México: coordinador Red Altexto en FUL 2016


Dirección de Comunicación Social, 29/Agosto/2016

Boletín Electrónico Informativo 499


*Se realiza Segundo Encuentro de Libreros

 

Pachuca de Soto, Hidalgo.- El noventa por ciento de los municipios en el país no tienen librerías, subrayó Edgar García Valencia, coordinador nacional de la Red de Editoriales Universitarias y Académicas de México (Altexto), durante la inauguración del Segundo Encuentro de Libreros Universitarios en la Feria Universitaria del Libro (FUL) 2016.

 

El también director editorial de la Universidad Veracruzana señaló, en el evento realizado en el Auditorio del Área Académica de Ciencias de la Tierra y Materiales, de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), al que acudieron alrededor de 34 instituciones de educación superior, que dentro del organismo que encabeza se editan libros literarios, pero la mayor parte van dirigidos a un sector muy específico de formación profesional.

 

“Este tipo de publicaciones encontrará menos impacto en la sociedad en general, por eso tenemos la preocupación de la Ley de Acceso Abierto, porque nos pide tratar de cubrir un vacío que no tenemos”, manifestó. Añadió que entre más divulgación de la ciencia exista y el conocimiento siga circulando generará un mejor país.

 

El acto asistieron Marco Antonio Alfaro Morales, presidente de la Feria del Libro; Orlando Ávila Pozos, director del Instituto de Ciencias Básicas e Ingeniería (ICBI); Leticia Cortés Gutiérrez, directora de la Librería Carácter; y Juan José Salazar, miembro del Consejo Directivo de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (CANIEM).

 

García Valencia indicó que la idea del hacer una reunión como esta es poner a los editores en contacto para hacer una pequeña red de librerías que en un futuro les permita contar con todos los títulos en cualquier estantería universitaria.  En su mensaje, agradeció la apertura ofrecida por la máxima casa de estudios del estado al permitir organizar este encuentro que ha dado muchos frutos y permite identificar diversas problemáticas.

 

Comentó que era necesario una reunión de este tipo para que se conocieran mejor los miembros de la red, luego de haber cumplido 10 años de conformarse. “Lo que nos interesaba era poner en diálogo a otros integrantes de la cadena del libro, pero una de las problemáticas era conformar un catálogo electrónico, tener un formato de contratos y estandarizar ciertas maneras de pedido entre las universidades”, detalló.

 

En el pasado encuentro insistió sobre la necesidad de contar con personal preparado para ubicarse dentro de las librerías, eso implicó mucha problemática que ha ido mermando el sistema de la cadena del libro universitario.

 

Como parte de las actividades se realizó un seminario taller impartido por Arturo Ahmed, director general del Instituto de Desarrollo Profesional para Libreros (INDELI), y conferencias, una de ellas dictada por Camilo Ayala Ochoa y que tituló “Universidad editora, universidad librera”, donde habló acerca de la importancia de las instituciones de educación superior en el mundo y el origen de los libros.

 

“Sin libros no podría existir la universidad”, manifestó al explicar cómo se crearon y dieron paso a las publicaciones. Aseguró que de ellas se desprendió la editorialidad y de allí surgieron las empresas que hacen libros. Puntualizó que de la Universidad Pontificia nacieron las librerías y de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) surgieron los establecimientos bibliográficos universitarios.

 

Ofreció algunos datos: por ejemplo, las ciudades de Tokyo, Hong Kong, Shanghái, Paris y Johannesburgo son las que más librerías tienen en el mundo. En México hay un total de mil 146 establecimientos que venden libros, según Atlas Cultural; pero la Asociación de Libreros del país señala que son 606, número que no incluye a empresas como Sanborns o Liverpool que tienen zona editorial pero no se dedican a eso específicamente. A este dato se agrega que 25 millones de mexicanos no tienen acceso a un libro físico.

 

-Eva Becerril -Jorge Hernández


Compartir en: