Necesario, enfrentar aumento de población madura: especialista


Dirección de Comunicación Social, 08/Julio/2016

Boletín Electrónico Informativo 401


*Los médicos ejercerán un papel importante

 

Pachuca de Soto, Hidalgo.- Es necesario generar políticas públicas para enfrentar las consecuencias del crecimiento de la población madura, sostuvo el médico español Mariano Fernández Fairen, al exponer la conferencia magistral “La era de la tercera edad” ante alumnos del Instituto de Ciencias de la Salud (ICSa).

 

Durante su cátedra magistral en el Auditorio “Nicolás Licona Ruiz” del ICSa,  dependencia de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), el profesor miembro desde hace 20 años de la plantilla académica universitaria, destacó que México está a tiempo de crear políticas sobre el aumento de población madura, sin embargo la nación no está enfocada en actuar sobre el tema.

 

Su exposición estuvo basada en estudios y cifras de España, donde a quienes tienen más de 65 años se les ha denominado Personas Adultas Mayores debido al aumento de la esperanza de vida. Comentó que la edad de jubilación se ha alargado a 65 años y la edad promedio es de 41. “La humanidad está metida en un revolución de reproducción, porque ahora se tienen menos hijos que antes”, señaló.

 

Indicó a los jóvenes asistentes, en  su mayoría alumnos de la Licenciatura en Médico Cirujano, que el envejecimiento demográfico es un campo muy amplio de investigación médica y jugará un papel importante, pues en pocos años será mayoría en muchos países la población anciana. Además, existirá un fenómeno al que llamó “nuevos viejos”, que tendrá un nivel de escolaridad más alto de los que ahora existen.

 

Subrayó que la pirámide poblacional en su país de origen ha dejado de serlo y se ha convertido en una especie de cono, donde la base se está haciendo más pequeña, algo que no dista mucho de lo sucedido en México. Por ello, comentó, es importante crear políticas públicas que ayuden a resolver las necesidades que existirán en el futuro, pues habrá qué buscar cómo mantener a quienes ya no estén laborando.

 

Opinó estar a favor de las jubilaciones, pero con la intención de que existan menos de las que hay en la actualidad, pues en España la edad productiva es hasta los 65 años, cuando hay personas que todavía pueden seguir trabajando para generar recursos. “Lo que debe haber son jubilaciones, porque hay gente que no puede seguir, pero deben estar muy justificadas. Por qué no decir: Yo soy juez, tengo 68 años, me puedo sentar perfectamente en una silla, ¿porqué no seguir?”.

 

Como propuesta consideró que para hacer frente al aumento de esperanza de vida es importante no tocar el fondo de pensiones. “Debería ser intangible pasase lo que pasase en el país. Podría entrar en quiebra pero no se tocaría de ninguna manera ese fondo, porque es algo que se le debe al ciudadano que lo ha generado”, manifestó.

 

Añadió como consejo crear instituciones a favor de la vejez que estén bien pensadas y bien coordinadas, con el fin de solucionar las necesidades de la población. Además, es importante analizar el costo de la eficiencia. Como ejemplo mencionó la atención de una fractura de cadera, aunque es un poco cara, en diez años se recupera el doble de la inversión.

 

 

Prevenir a las generaciones de ahora y darles una buena atención puede disminuir costos de hospitalización, consumos de medicamentos y usos de servicio de salud. La Organización Mundial de la Salud (OMS) fijó como de la tercera edad los 65 años, pero cada vez irá avanzando de acuerdo al incremento de la esperanza de vida. Acorde a los datos mostrados por  Fernández Fairen, las mujeres viven más que los hombres.

-Eva Becerril- Fotografía: Eva Becerril


Compartir en: