Genera UAEH gusto por las ciencias en alumnos de nivel básico


Dirección de Comunicación Social, 24/Junio/2016

Boletín Electrónico Informativo 372


Pachuca de Soto, Hidalgo. Como parte del programa “Domingos en las Ciencias”, la Universidad  Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) acercó a alumnos de la Escuela Primaria “Alfa”, ubicada en la colonia San Bartolo, la conferencia “Hagamos experimentos”, impartida por la científica Liliana Castañón Ayala.

 

En el aula de medios, alumnos de quinto y sexto grado presenciaron una serie de experimentos que aplicó la investigadora hidrocálida, con la intención de sembrarles la curiosidad de saber qué es lo que pasa con cada práctica que realizó. Esta es una forma de generar el gusto por las ciencias desde niveles de educación básica.

 

Los alumnos de primaria se mostraron sorprendidos con los resultados de cada ejercicio químico. “Cosas inseparables”, “Tamaños sorprendentes”, “La banda sin fin”, “Maravillosa presión”, así como “Calores y gases” fueron los experimentos que realizó Castañón Ayala ante los pequeños.

 

En el primero, agregó a un bote arroz canicas, que al agitarlas se colocaron sobre el arroz, explicó que esto pasó porque se genera una resistencia al movimiento entre dos objetos. Luego tomó un pañal, le quitó todo el algodón de adentro y permitió que saliera un polvito blanco. En un vaso  colocó el polvo y le agregó agua y mostró a los niños que se hizo gelatinoso, “el pañal tiene un compuesto que puede absorber hasta 300 veces su peso en agua”, detalló.

 

Al explicarles lo que sucede con la presión, Liliana Castañón utilizó dos experimentos: uno con una bolsa de basura y otro con una bomba de bicarbonato. Un niño pasó al frente e infló una bolsa negra, la investigadora mostró a los niños que la  forma más fácil de llenarla es esperando a que el aire entre a la bolsa con un pequeños soplido.

 

En otra bolsa, pero esta vez con cierre, colocó bicarbonato de sodio envuelto con papel, después le agregó vinagre. Lo que pasó posteriormente fue emocionante para los pequeños, pues todos se hicieron a un lado al ver que la bolsa empezó a inflarse hasta que explotó. “La reacción del bicarbonato de sodio genera dióxido de carbono, que es el gas que infla la bolsa. El líquido que queda se convierte en agua”, expuso.

 

“Espero que los niños sigan con esa curiosidad y que no la pierdan cuando sean mayores, porque eso les va a permitir hacerse preguntas”, comentó la investigadora añadiendo que ser niños es la edad en la que  todos pueden tomar el gusto por las ciencias.

 

Consideró a este tipo de programas como una actividad muy noble y agradeció a la Universidad de Hidalgo por acercar este tipo de eventos a los pequeños, que son el futuro del país. Asimismo, invitó a visitar su canal de YouTube CCTMex para que los niños puedan ver más experimentos y les recomendó una página educativa de videojuegos.

 

La UAEH organiza estas conferencias en coordinación con la Academia Mexicana de Ciencias, con quien lleva 14 años de vinculación.

-Eva Becerril- Fotografía: Jorge Hernández


Compartir en: