Recomendaciones para consumo de pescado en Semana Santa


Dirección de Comunicación Social, 21/Marzo/2016

Boletín Electrónico Informativo 176


Pachuca de Soto, Hidalgo.- La Semana Santa es un excelente pretexto para comer deliciosos pescados, por lo que debemos tener en cuenta algunas recomendaciones para identificar que sean productos frescos y de buena calidad.

 

El profesor por asignatura de la licenciatura en Gastronomía del Instituto de Ciencias Económicas Administrativas (ICEA) de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), Alejandro Daniel Espinoza Villegas, hizo hincapié en la importancia de adquirir pescados y alimentos del mar en negocios autorizados, que se encuentren en buenas condiciones de higiene, corroborando que cuenten con productos frescos y que se mantengan en la cadena de frío en refrigeradores o recipientes con hielo, y que no estén expuestos al sol o al aire libre.

 

Comentó que para determinar si un pescado está fresco también es fundamental verificar que las características organolépticas sean las correctas: agallas brillantes de color rojo, escamas y carne firme, ojos brillosos y olor suave y agradable.

 

Asimismo, indicó a la población que si adquiere pescados congelados, controle que se encuentren correctamente envasados y totalmente rígidos. “Una vez descongelados, deben consumirse y no volver a congelarse, al tiempo que debe verificar la existencia de rótulos en los productos procesados; en el caso de enlatados, estos no deben estar abollados, oxidados e hinchados”,  señaló.

 

Espinoza Villegas destacó que es vital separar los pescados o mariscos crudos de aquellos productos listos para consumir mientras se realizan las compras, si es posible, guardarlos en una hielera, recomendó, durante la elaboración de los alimentos en el hogar.

 

En caso de consumir empanadas ya cocidas, verificar que las mismas estén conservadas en refrigeración y al momento de consumirlas, calentarlas completamente, al tiempo que si se van a elaborar empanadas para la venta, debe adquirir las materias primas en establecimientos habilitados y exigir la documentación correspondiente para su comercialización.

 

Finalmente, enfatizó la relevancia de cocinar con los más altos estándares de higiene,  los alimentos que se van a consumir. 

Dafna Baltierra


Compartir en: