Autonomía, un compromiso para las universidades: Marcelino Perelló


Dirección de Comunicación Social, 03/Marzo/2016

Boletín Electrónico Informativo 143


*“Ustedes no deben ser saltadores de exámenes ni buscadores del título, el alma de un universitario reside en la formación”

Pachuca de Soto, Hidalgo.- La autonomía representa un compromiso, no es un simple papel, ni estatutos o normas, representa una actitud que no puede ser delegada a las autoridades, subrayó el líder del Movimiento Estudiantil de 1968, Marcelino Perelló, al impartir conferencia magistral en el marco del 55 aniversario de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH). 

Gracias a la creación de la UAEH, los jóvenes pueden tener un aspecto formativo en su vida. “El que ha pasado por la universidad es universitario por toda la vida y debe aprender lo que en ella se predica”, detalló en su ponencia Marcelino Perelló. Consideró que la Universidad debe construirse como un contrapoder y que la presencia de los códigos de valores universitarios debe inundar la sociedad. 

La Autónoma de Hidalgo es un faro en el contexto que viven actualmente las universidades del país, pues hay un decaimiento, un empobrecimiento de las instituciones de educación superior en su papel y las actividades en la vida pública. “Este es un fenómeno que no ha afectado a esta casa de estudios que sigue siendo una organización muy vital, muy dinámica, muy crítica y que se proyecta de manera muy importante en la vida cultural y académica del país”, manifestó.

Durante su ponencia habló acerca del boom que se vivió durante la década de 1960, cuando resurgió la literatura de manos de escritores como Gabriel García Márquez, el jazz por parte de John Coltrane, el rock de The Beatles y las pastillas anticonceptivas. “Y fue en esos años cuando nació la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo con toda su fuerza”.

En el Salón de Actos “Ingeniero Baltasar Muñoz Lumbier”, del Centro Cultural Universitario “La Garza”, quien es actualmente profesor en la Universidad Nacional Autónoma de México(UNAM), declaró que la autonomía es algo que implica corresponsabilidad, que la autonomía no debe ser concebida como extraterritorialidad.

Quien dijo considerarse “un revolucionario sin revolución”, detalló en su cátedra que los maestros y los funcionarios universitarios deben tener cuatro glándulas para ejercer la autonomía: el corazón, donde se ubica el amor; el cerebro, que debe ser lo suficientemente lúcido para ver lo que pasa; el hígado, pues el universitario autónomo debe ser capaz de enojarse ante los sucesos injustos; y testículos, para sostener lo hecho y enfrentar lo que vendrá.

Matizó que autonomía no solo es responsabilidad de quienes ocupan cargos y enseñan en la universidad: “los estudiantes deben ser receptores de valores; en ese caso, ejercer la autonomía significa ejercerla con valor, con inteligencia y sobre todo con respeto”.

Destacó que los universitarios deben enfrentarse a la violencia bárbara y mercantilista de los mercenarios. Deben practicar una violencia liberadora a través de la palabra, la inteligencia, de los valores del hombre, de su emancipación frente a la tiranía de los prepotentes, tanto de las autoridades como de los delincuentes. “Los universitarios deben poner un hasta aquí al abuso de sus libertades, ya sea a narcotraficantes o jefes de Estado”, recalcó.

La crítica es un elemento esencial de los universitarios, pues “debemos saber criticar de manera diferente, rústica y compartida con los valores del otro. Tampoco debemos olvidar que la universidad es un organismo y está expuesta a la vida pública, algo que la hace viva”.

Antes de finalizar su participación, el ex miembro del Consejo Nacional de Huelga (CNH) recalcó: “Ustedes no deben ser saltadores de exámenes ni buscadores del título, el alma de un universitario reside en la formación”.

En el acto también estuvieron presentes el rector, Humberto Veras Godoy; el secretario general, Adolfo Pontigo Loyola; Jorge del Castillo Tovar, coordinador de la División de Extensión; Lidia García Anaya, secretaria general del Sindicato de Personal Académico (SPAUEH); Jaime Galindo Jiménez, secretario general del Sindicato Único de Trabajadores y Empleados (SUTEUAEH); Jorge Mayorga Olvera, presidente del Consejo Estudiantil Universitario del Estado de Hidalgo (CEUEH); autoridades académicas, profesores y alumnos.

-Eva Becerril- Fotografía: Miguel A. Valiente


Compartir en: