Reciben egresados de medicina presea por aprovechamiento


Dirección de Comunicación Social, 28/Febrero/2016

Boletín Electrónico Informativo 134


 

 Pachuca de Soto, Hidalgo.- El total de seis alumnos egresados de la licenciatura en Médico Cirujano de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), fueron galardonados por la Fundación “Doctor J. Pilar Licona Olvera” al haber obtenido los mejores promedios de su generación.

El auditorio que lleva el nombre del eminente médico hidalguense de mediados del siglo pasado, ubicado en el Centro Cultural Universitario “La Garza”, fue sede de la entrega de una onza de plata y diploma para quienes tuvieron el mejor aprovechamiento durante su formación académica. El reconocimiento celebró este año su edición número 37.

Ante la presencia de familiares, profesores y autoridades de la máxima casa de estudios en la entidad, los jóvenes egresados recibieron el galardón de manos de Raúl Camacho Pagola, presidente de la Fundación “Doctor J. Pilar Licona Olvera”; José María Busto Villarreal, director del Instituto de Ciencias de la Salud (ICSa); Gerardo Romero Salinas, jefe de Enseñanza de la Escuela Superior de Medicina del Instituto Politécnico Nacional (IPN); Roque Delfino Licona Menindez, médico y familiar de J. Pilar Licona; así como Juan Randell Badillo, Defensor Universitario.

En este marco, Mario Alberto García García recibió la presea “Dr. J. Pilar Licona Olvera” por haber obtenido el promedio de 9.44; Israel Monroy Guel se hizo acreedor a la medalla “Francisco Zapata Ruiz” al lograr 9.33 en sus estudios; a Maximiliano Rodríguez Morales le fue otorgada la distinción “Profesor Devereux Sánchez” por alcanzar 9.31; en tanto,  Sofía Vera Hernández recibió la presea “Doctor Juan José Camacho Pagola” por contar con 9.22; Eréndira Montoya Vergara fue reconocida con el galardón “Doctor Ernesto Licona Aya” por 9.12; y Sebastián Trujillo Rodríguez, quien obtuvo 9.02 de promedio, recibió el laurel “Doctor Héctor González Sánchez”.

En su discurso, José María Busto reconoció el esfuerzo hecho por la fundación durante 37 años para premiar a los alumnos más destacados del programa académico de Médico Cirujano, e hizo un recuento del crecimiento de la máxima casa de estudios desde que llevaba el nombre de Instituto Científico Literario Autónomo (ICLA), hasta la grandeza actual. 

Asimismo, destacó las aportaciones de cada uno de los doctores a la vida académica de los alumnos en el ICLA y su gran trabajo como médicos hidalguenses. Destacó las instalaciones con las que ahora cuenta la Universidad para la enseñanza de las Ciencias de la Salud y enfatizó en la importancia de obtener una presea como la otorgada, pues es digna de colocarse en el currículo.

Por su parte, Raúl Camacho Pagola recordó la vida de su hermano Juan José, quien era discípulo del doctor Pilar Licona. Comentó que vio muchas cosas a su lado, como la historia de una mujer que se había desangrado por un aborto momentáneo. Agradeció a la máxima casa de estudios por seguir formando profesionistas de calidad al tiempo que informó sobre la posibilidad de ofrecer cursos para los alumnos de medicina.

Al hacer uso de la voz, Gerardo Romero recordó sus años como alumno en la máxima casa de estudios de la entidad. Quien también fuera instruido por el doctor J. Pilar Licona, rememoró que él le enseñó a utilizar los matraces y tubos de ensayo durante su clase de Química. “Todos lo respetábamos, fue querido y adorado por sus pacientes a quienes no les cobraba la consulta”.

También, recordó a Ernesto Licona Ayala, Jesús Morales Monter y a Juan José Camacho Pagola, médicos que ejercieron su profesión como su vida. Al hablar de la Autónoma del Estado de Hidalgo expresó: “La Universidad se desplaza viento en popa y a toda vela a donde se encuentran las mejores universidades del país. Deseo que la mano de Humberto Veras Godoy siga firme sobre el timón para llevarla más allá”. 

-Eva Becerril- Fotografía: Carlos Sánchez


Compartir en: