Para beber hay que saber: recomendaciones en compra de licores


Dirección de Comunicación Social, 29/Diciembre/2015

Boletín Electrónico Informativo 783


* Cada año, en el mercado informal se producen 187 millones de litros de bebidas alcohólicas apócrifas, lo que representa un gran riesgo para la salud de los mexicanos

 Pachuca de Soto, Hidalgo.- Durante las fiestas decembrinas es importante ser cuidadoso con las compras que se realizan, ya que muchas personas aprovechan para ofrecer productos muy baratos de mala calidad, aseveró Iván Alejandro Santoscoy Dueñas, profesor de la licenciatura en Gastronomía de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH).

El profesor de Enología adscrito al Instituto de Ciencias Económicas Administrativas (ICEA), destacó que estas prácticas suceden a menudo en la venta de vinos y licores, por lo que dio algunas recomendaciones para no caer en alguna estafa.

Refirió que es importante revisar las variedades de bebidas que existen. “La primera recomendación para adquirir un buen producto es comprarlo con proveedores de confianza, ya sea en tiendas especializadas o restaurantes; se debe evitar los tianguis y la venta en puestos ambulantes”, comentó.

Santoscoy Dueñas agregó que también hay consultar distintos vendedores para comparar precios y dudar de la calidad de la bebida si tiene un costo muy bajo o menor al que se ofrece en establecimientos formales. “Lo que digo siempre a mis alumnos y familiares es que apliquemos un poco de criterio, porque si la botella que nos ofrecen cuesta alrededor de mil pesos y nos la quieren vender en 200, es un claro indicativo de que hay un detalle malo”.

De igual forma, destacó que cada vez que se adquiera una botella de vino o de cualquier licor, verificar los elementos de seguridad establecidos por el gobierno mexicano como lo son el marbete, que es la etiqueta con el sello de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), y  el código QR, el cual al ser escaneado con algunas aplicaciones de teléfonos celulares, se puede saber la procedencia de la bebida y el año de su creación.

Añadió que en las botellas de vino, también se debe de revisar que la cápsula de aire en la boquilla del envase no esté rasgada o perforada, así como verificar que el corcho tenga el nombre de la casa productora y el consejo regulador del país de origen.

Por último, el profesor del ICEA recomendó que cualquiera que sea la elección para beber durante las fiestas decembrinas, deba hacerse con responsabilidad.

-Dafna Baltierra- Fotografías Carlos Sánchez


Compartir en: