Propone UAEH colaboración gobierno, academia, sociedad, IP


Dirección de Comunicación Social, 13/Enero/2014

Boletín Electrónico Informativo 023


Pachuca de Soto, Hidalgo.- Para que las empresas sean competitivas es necesario construir un puente efectivo de colaboración entre los diferentes actores del desarrollo, gobierno, compañías, sociedad y academia, sostiene  Jaime Garnica González, profesor investigador de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH).

 

La propuesta surge como parte de las conclusiones del trabajo de investigación titulado “Creación de valor compartido y la innovación social como detonantes del desarrollo económico ante la competitividad global”, el cual desarrolló junto con Heriberto Nicolás Morales también profesor investigador del Instituto de Ciencias Básicas e Ingeniería y Pablo Nuño de la Parra, director general de Proyectos Estratégicos del Centro Interdisciplinario de Posgrado e Investigación (CIP) de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP).

 

Una forma de enfrentar los retos actuales en el mercado frente a la competencia consiste en establecer alianzas que permitan romper esquemas, así como diseñar propuestas eficaces con miras a resolver problemas y buscar soluciones efectivas para alcanzar el desarrollo, explicó.

 

La idea es crear un modelo conceptual diseñado con la intención de promover ideas en torno al enfoque de creación de valor compartido y de innovación social, aunado a la importancia de la responsabilidad social de las empresas, gestión del conocimiento, sostenibilidad, justicia social y visión de futuro justo, refirió.

 

En el artículo a publicar en las memorias del VII Congreso de la Red Internacional de Investigadores en Competitividad (RIICO), que se realizó con las temáticas “Competitividad Global, Desafíos Políticos y Financieros”, se advierte que la necesidad de cambiar estrategias de acción responde a factores como la situación precaria en que se desarrollan las empresas, el ambiente político y los problemas sociales, así como economía en estancamiento.

 

El análisis revela que las empresas deben evolucionar y transformar su manera de trabajar; es decir, fomentar la responsabilidad social corporativa mediante innovación social, visión colaborativa y creación de valor compartido. Solo de esta manera se podría alcanzar un crecimiento inteligente, sostenible y rentable.

 

Una empresa competitiva entonces requiere de capital humano con talento, además de la inclusión de nuevas tecnologías y conocimientos científicos, señaló el también profesor de la licenciatura en Ingeniería Industrial en la máxima casa de estudios.

 

Mediante esta propuesta se abre la posibilidad de crear y difundir redes sociales de emprendedores e innovadores sociales en el gobierno, las empresas, la academia y la sociedad, especialmente entre las agrupaciones de jóvenes para contribuir a la creación de “semilleros de sinergias” en múltiples ámbitos sociales con una visión integral.

-Chantal Vargas-


Compartir en: