Muestra de Byron Gálvez en recinto universitario


Dirección de Comunicación Social, 20/Diciembre/2013

Boletín Electrónico Informativo 872


* Esencia del Museo Casa Grande, reconocer a artistas locales, nacionales e internacionales
La exposición estará disponible durante vacaciones y hasta el 15 de marzo

Pachuca de Soto, Hidalgo.- La  exposición “De la academia a la eternidad” del reconocido artista Hidalguense Byron Gálvez, que se encuentra en el Museo Casa Grande de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) seguirá abierta durante las vacaciones, con el propósito de que el público y la comunidad universitaria puedan disfrutar de ella.

Son 65 obras las que integran esta muestra, además de cuatro esculturas que podrán ser admiradas de martes a domingo de 10:00 a 18:00 horas en la colonia Centro de Real del Monte. “De la academia a la eternidad” estará abierta al público hasta el 15 de marzo de 2014.

Eva Beloglovsky, viuda del artista, y Oscar Gálvez, sobrino, llevaron realizaron la curaduría de la obra pictórica y escultórica presentada en el museo. La colección muestra el trabajo desarrollado desde los años 60 hasta 2009.

Los hidalguenses recuerdan al artista plástico Byron Gálvez por el monumental pisal localizado en el Parque David Ben Gurion, desarrollado entre los años 2001 y 2005. Su producción plástica, que abarcó escultura, grabado, dibujo y pintura, forma parte de importantes colecciones privadas de México y el extranjero. El actor estadunidense Vincent Price lo calificó como “un Picasso mexicano”.

La esencia del Museo Casa Grande es reconocer a los artistas nacionales e internacionales, en este caso a un hidalguense. La inauguración del recinto fue con una obra de José Luis Cuevas que dio origen a un libro: Las cartas amorosas a Beatriz del Carmen.

La sede cultural ha albergado varias obras de importancia como “Patrimonio artístico universitario”, reunión de obra visual realizada por artistas reconocidos estatal, nacional e internacionalmente, así como “Ahí donde no soy”, de la japonesa Kimiko Yoshida.

-Eva Becerril-
Fotografía: Madian Guevara


Compartir en: