Sanctoarte, festival multidisciplinario para celebrar a los muertos


Dirección de Comunicación Social, 01/Noviembre/2015

Boletín Electrónico Informativo 641


Pachuca de Soto, Hidalgo.- Con música, danza, exposiciones, conciertos, puestas en escena y disfraces, el Instituto de Artes (IA) de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) celebró la onceava edición del ya tradicional Sanctoarte.

 

A partir de las 18:00 horas, comunidad universitaria, vecinos de Mineral del Monte y turistas partieron del panteón de San Felipe en la Procesión de calaveras para recorrer las principales calles del pueblo mágico hasta llegar al Monumento al Minero, donde los esperaban un conjunto de cámara de cuerdas y cientos de personas, para llegar al espacio universitario y tocar la puerta a San Cayetano.

 

En medio de la lluvia, con música de banda de viento, arcos de flores de cempasúchil, Gonzalo Villegas de la Concha, director del IA, fue el encargado de tocar la puerta y dar la bienvenida a alrededor de dos mil personas que esperaban entrar al plantel universitario para disfrutar de las actividades multidisciplinarias, preparadas por las y los estudiantes y académicos de las cuatro licenciaturas, Arte Dramático, Artes Visuales, Danza y Música.

 

Distintos espacios del Instituto sirvieron como escenario para llevar a cabo presentaciones de danza como “Tsïtsïki urápiti”, pieza coreográfica de Michoacán, donde los jóvenes artistas, a través de sus pasos, representaban la ofrenda de los vivos a los muertos; de igual forma los asistentes pudieron disfrutar de las presentaciones musicales de Banda Calnali, Trío Cantar Huasteco y para cerrar con ska, neohuapango y música progresiva del Colectivo Rupestre.

 

El Módulo Ravel, edificio que conjunta a las licenciaturas de Música y Artes Visuales, albergaba la exposición gráfica tradicional “Un ritual para mi olvido”, mientras que en el Foro Artístico “El cubo”, la XVII generación de Arte Dramático representaba “El viaje de los cantores”, puesta en escena, dividida en tres momentos, que relata la migración desde la perspectiva de las personas que se quedan y algunas situaciones de los que deciden irse.

 

Entre flores de cempaúchil y luces que adornaban los pasillos y muros del IA, los visitantes pudieron observar la instalación realizada por alumnos de primer semestre de Artes Visuales denominada “Un ritual cada comida”, en la que calaveras elaboradas de distintos materiales, escenificaban un festín con sus alimentos preferidos en vida, teniendo como fondo un Tzompantli que colgaba de la pared  del Auditorio, así como el proyecto fotográfico Cala-veras.

 

Mariela Hernández, estudiante de Arte Dramático, expresó la importancia de realizar año con año este festival multidisciplinario, pues es la única ocasión en la que se abren las puertas del instituto para todo el público donde pueden apreciar trabajos que se realizan a lo largo del semestre por las y los universitarios.

 

Los miles de visitantes disfrutaron de tamales y pan de muerto que ofrecieron directivos del Instituto al tiempo que apreciaban el altar Rituales para la muerte así como la proyección de animaciones, performances que enmarcan las tradiciones prehispánicas y coloniales del Día de Muertos en un espacio seguro, colorido y lleno de música que hermana comunidades.

 

 

-Dafna Baltierra- Fotografías: Miguel A. Valiente


Compartir en: