Cebada Gabyota, Esmeralda Y Adabella con mayor contenido de fibra dietética:ICSa


Dirección de Comunicación Social, 19/Enero/2014

Boletín Electrónico Informativo 034


*La fibra dietética se puede adicionar en bebidas, productos de panificación o emplearse para la elaboración de pastas 
*Ayuda a regular el tracto gastrointestinal, disminuir la incidencia de infecciones gastrointestinales, reducir los niveles de colesterol, dosificar la absorción de glucosa y prevenir el cáncer de colon

 Pachuca de Soto, Hidalgo.- Hidalgo representa el 45% de la producción nacional anual de cebada de temporal, ante esta gran producción y la necesidad de evaluar sus características nutrimentales, en el Área Académica de Nutrición del Instituto de Ciencias de la Salud (ICSa) de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) se lleva a cabo el proyecto de investigación “Extracción y caracterización funcional de betaglucanos de grano de cebada”.

El betaglucano es un polisacárido compuesto por moléculas de glucosa con enlaces b-(1®3) y b-(1®4)  y es considerado como fibra dietética, la cual ayuda a regular el tracto gastrointestinal, disminuir la incidencia de infecciones gastrointestinales, reducir los niveles de colesterol, dosificar la absorción de glucosa y prevenir el cáncer de colon entre otros beneficios gracias a los cuales la cebada se ha colocado como alimento funcional a la par de la avena. Según la declaración otorgada en el 2005 por la Dirección de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos  también tiene importancia en el aspecto tecnológico por su capacidad espesante, estabilizante de emulsiones y de retención de agua, por lo que es empleada para adicionarse en bebidas, productos de panificación, elaboración de pastas, entre otros productos.

“La cebada, al ser un alimento promotor de la salud, contiene compuestos bioactivos que promueven el estado de equilibrio fisiológico en el organismo”, explicó Ernesto Alanís García, responsable del proyecto, “al extraer la fibra dietética en su forma más pura se obtiene un nutracéutico”, añadió.

En México sólo el 30% de la producción total de cebada es empleada para el forraje y 1% para alimentación humana, el resto es utilizado para la elaboración de cerveza. Como uno de los resultados de la investigación se ha identificado que las variedades de cebada como Gabyota, Esmeralda y Adabella contienen altas cantidades de betaglucanos, así mismo se han evaluado las propiedades funcionales tecnológicas y fisiológicas de los betaglucanos y en un futuro se podrá examinar cómo dichas propiedades influyen en el organismo.

Con el desarrollo de este proyecto los productores de cebada  podrán incrementar la diversidad de aplicaciones de los granos usándolos como sustituto de café o extraer almidón, así como en la elaboración de alimentos. Los resultados se han difundido en congresos nacionales e internacionales y en revistas científicas.

-Mónica Cuellar Bocardo- Fotografía: Sandra Franco


Compartir en: