Desarrollan en UAEH bebida láctea con péptidos bioactivos


Dirección de Comunicación Social, 30/Enero/2014

Boletín Electrónico Informativo 056


*El producto disminuye presión arterial, evita formación de coágulos y fija calcio, hierro, zinc y magnesio

 

Pachuca de Soto, Hidalgo.- Guillermo González Olivares, profesor investigador del Área Académica de Química del Instituto de Ciencias Básicas e Ingeniería (ICBI) de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) desarrolló en conjunto con Xóchitl Martínez Ramírez, egresada de la Licenciatura en Química de Alimentos, un prebiótico natural (fructo-oligosacárido) que se encuentra en el aguamiel proveniente del Municipio de Epazoyucan.

“En estudios realizados en el laboratorio se ha comprobado que los microrganismos benéficos para el ser humano y que crecen a expensas de este líquido sobreviven aún después de haber estado en refrigeración, además la producción de péptidos se incrementa, lo que no se ha observado con la inulina (azúcar de cadena larga y el probiótico más utilizado)”, indicó el investigador universitario, quien desarrolla el proyecto “Separación e identificación de péptidos bioactivos liberados por bacterias lácticas para el diseño de un simbiótico en forma de bebida láctea fermentada”.

“Esta investigación ha valido reconocimiento obtenido en 2013 en el Congreso Internacional de Biotecnología en el que fue seleccionado como Ponencia Oral Relevante”, agregó González Olivares.

Las bacterias lácticas, como todos los seres vivos, necesitan de una fuente de carbono y de nitrógeno, la fuente de nitrógeno para las bacterias lácticas son las proteínas lácteas; las bacterias toman la proteína, la fraccionan y las partes que no utilizan las expulsan, el producto de este proceso son los péptidos bioactivos que son benéficos para la salud.

Los péptidos son fracciones de la cadena que conforma a una proteína; las bacterias lácticas son las que pueden liberar grupos diferentes de péptidos con funciones biológicas específicas como lo son los antihipertensivos que actúan sobre la enzima convertidora de angiotensina (ACE), evitando que la angiotensina ll, causante del aumento en la presión arterial, se forme.

De igual manera están presentes los péptidos opioides con doble función, éstos actúan sobre el intestino regulando la motilidad intestinal y además son productoras de serotonina, sustancia que provoca una sensación de relajación.

Se encuentran también los péptidos antitrombóticos que evitan la formación de coágulos en la sangre, los péptidos acarreadores de minerales que fijan en el organismo el calcio, hierro, zinc y magnesio, péptidos antimicrobianos que no permiten la formación de microorganismos patógenos en el intestino y los péptidos antivirales, que inhiben la replicación del virus del SIDA tipo 10. Estos péptidos no sólo se encuentran en los productos lácteos fermentados sino también en cereales y carnes.

Para poder generar un simbiótico se requiere de la combinación de un probiótico y un prebiótico; los probióticos son bacterias lácticas que sobreviven el paso a través del tracto gastrointestinal y se depositan a lo largo de éste y en el colon terminal, los probióticos ayudan a prevenir el cáncer, infecciones gastrointestinales y eliminan las bacterias patógenas que pueden introducirse a través del tracto gastrointestinal, pero los probióticos no podrían sobrevivir en el cuerpo si no se les nutre con las sustancias conocidas como prebióticos, como la inulina.

-Mónica Cuellar- Fotografía: Sandra Franco


Compartir en: