Modelo de simulación permitirá mejorar tratamientos cardíacos


Dirección de Comunicación Social, 06/Febrero/2014

Boletín Electrónico Informativo 072


*La OMS proyecta que para 2030 morirán más de 23 millones de personas a causa de enfermedades cardiacas

*El modelo de simulación del ICBI permitiría elaborar un prototipo de aplicación de dopamina para tratar los ataques cardiacos

 

Pachuca de Soto, Hidalgo.- Uno de los problemas de salud que se presentan con más frecuencia en México y el mundo son los ataques al corazón, según la Organización Mundial de la Salud (OMS, 2013) cada año mueren más personas por Enfermedades Cardiovasculares (ECV) que por cualquier otra causa, se calcula que en 2030 morirán cerca de 23.3 millones de personas por esa causa, sobre todo por cardiopatías y Accidentes Vasculares Cerebrales (AVC) y se prevé que sigan siendo la principal causa de fallecimientos.

Omar Pedraza Ortega, miembro del Área Académica de Matemáticas y Física del Instituto de Ciencias Básicas e Ingeniería (ICBI) se encuentra desarrollando un modelo matemático que permita agilizar la mezcla de la dopamina (estimulante cardiaco y regulador de la presión sanguínea) en la sangre del paciente, lo que permitiría optimizar el tratamiento.

“Existen tratamientos médicos que son invasivos y que tienen consecuencias a largo plazo, uno de los procedimientos que le brinda al paciente la posibilidad de no tener efectos secundarios es la aplicación de dopamina, útil en paros cardiacos” explicó el investigador universitario.

El proyecto consiste en simplificar una vena, es decir, modelarla numéricamente utilizando el software Multiphysics con el propósito de analizar las características del proceso de mezcla entre la dopamina y la sangre del paciente. 

Pedraza Ortega explicó que aunque la estructura de la vena es irregular, este modelo ayuda a acelerar el proceso de mezclado a una escala de micras, (unidad de medida equivalente a una millonésima parte de un metro), para ello se induce un campo eléctrico sobre la vena por medio de dos electrodos.

“La colocación de los electrodos es un factor determinante en la medición, se debe cuidar tanto su colocación como el voltaje que se emitirá, ya que de ello dependerá si el proceso de mezclado de la dopamina con la sangre se acelera o no”, aclaró el investigador de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH).

Como producto de la investigación se espera que se obtenga un prototipo de aplicación viable, el cual será elaborado por un grupo de expertos y que permitirá iniciar con la fase experimental. Al respecto, 4 de cada 5 habitantes de la capital del estado opinan que la cifra de pacientes con problemas cardiacos es alarmante y que es una buena oportunidad para que las Instituciones de Educación, en especial la máxima casa de estudios del estado realice investigaciones que beneficien a la población.

-Mónica Cuellar Bocardo Fotografía: Eusebio Hernández Cadena


Compartir en: