Estudian dulces típicos del altiplano, en Química en Alimentos


Dirección de Comunicación Social, 14/Diciembre/2013

Boletín Electrónico Informativo 862


*Investigadores resaltan el mestizaje de sabores y tradiciones a raíz de la Conquista

Pachuca de Soto, Hidalgo.- El estado de Hidalgo cuenta con una riqueza gastronómica que creció y dio origen a nuevos sabores y recetas y que ahora forma parte de las tradiciones, como los dulces y postres que se consumen en la región.

El Área de Química en Alimentos de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo toma en cuenta la historia y sociología de la repostería mexicana en sus investigaciones. Resalta la labor que en cuanto a tradición en elaboración de dulces mexicanos han hecho el equipo conformado por los investigadores Filardo Kerstuup Santiago, Analy López Sánchez y Víctor Sánchez Ávila.

En sus investigaciones, los también catedráticos señalan que el origen de los alimentos dulces que se consumen en estas regiones de la época prehispánica, cuando realizaban preparaciones simples con amaranto y miel de abeja. Con el paso del tiempo y en la búsqueda de nuevos sabores, los habitantes crearon dulces con chile como xoconostle y nopal enchilado, entre otros.

Durante la colonia, los españoles trajeron nuevos ingredientes, que fueron la base de nuevas recetas, creadas por los mismos habitantes y en las cocinas de los conventos.

Después de la Conquista, la cultura mexicana –incluida la de la cocina- estuvo envuelta en un mestizaje de sabores, ingredientes y recetas,  y los habitantes de la región –monjas principalmente- aprendieron a cocinar tanto alimentos españoles como indígenas, comenzando a crear gran variedad de dulces y postres, los cuales en su mayoría surgieron en el pasar de la vida cotidiana a base de ensayo y error, señalan los expertos.

Las recetas de esta época no eran difíciles, más bien requerían de paciencia, ya que los procesos de cocción eran largos y demandaban de constante atención. Más tarde, llegan dulces como las frutas cristalizadas, que usan como ingrediente principal el piloncillo y la cal para darles esa textura firme que los caracteriza.

Hoy en día, explican los investigadores, destaca la palanqueta, tanto de cacahuate como de pepita de calabaza, o las frutas cristalizadas como chilacayote, camote y calabaza.

-Redacción- 
Fotografía: Juan C. Cabrera/Especial


Compartir en: