La voz del alma, concierto sinfónico


Dirección de Comunicación Social, 03/Febrero/2015

Boletín Electrónico Informativo 060


*La Villita recibe a la OSUAEH con programa especial

  

Pachuca de Soto, Hidalgo .-  Con gran éxito fue llevado a cabo el primer concierto de temporada de la Orquesta Sinfónica de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (OSUAEH), esta ocasión presentaron un repertorio especial en la Basílica Menor de Nuestra Señora de Guadalupe “La Villita” ubicada en avenida Juárez de la capítal hidalguense.

 

En este concierto totalmente gratuito, interpretaron el Adagio en Sol menor de Tomaso Albinoni, famoso por su movimiento lento además de fragmentos donde sobresale el sonido del organo. Previo al intermedio, el concierto para guitarra y orquesta “Aranjuez” de Joaquín Rodrigo, llenaron los muros de la Basílica, con el talento del solista invitado, Mauricio Hernández quien deleitó a los asistentes con los tres movimientos que conforman esta obra.

 

Durante la segunda mitad, la Sinfonía no. 35 en Re Mayor “Haffner” del famoso músico W. A. Mozart, integró el programa con sus tres movimientos. Para finalizar y cerrar el concierto especial de la OSUAEH, el Vals del Emperador compuesto por Johann Strauss, provocó la ovación de pie del público presente.

 

Jorge Augusto del Castillo Tovar, coordinador de la División de Extensión, agradeció la presencia y el apoyo que le brindan a la OSUAEH. Compartió también que el objetivo de salir a otros espacios es dar a conocer este tipo de eventos culturales, además de acercar a diferentes tipos de públicos quienes no tienen la posibilidad de ir hasta el Aula Magna “Alfonso Cravioto Mejorada”. Declaró que están buscando hacer conciertos en esta temporada en el Ex  Convento de San Juan de Tolentino en Actopan y en la Catedral de Tulancingo.

 

El próximo viernes 6 de febrero ofrecerán otro concierto, nuevamente en la Basílica Menor, en el cual se espera haya más asistentes que disfruten de la música clásica interpretada por la OSUAEH.

-Miguel de la Torre- Fotografía: Madian Guevara


Compartir en: