Investiga ESAp en maguey, pulque y tecnología


Dirección de Comunicación Social, 22/Diciembre/2014

Boletín Electrónico Informativo 828


*Trabajan sobre una idea de ácido poliláctico, material biodegradable comestible que puede usarse al mismo tiempo como envoltura

Apan, Hidalgo.- La Escuela Superior de Apan (ESAp) de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) desarrolla diversos proyectos de investigación con el objeto de ofrecer beneficios a la sociedad hidalguense, así lo informó Gilberto Pérez Lechuga, director de la unidad académica.

“El objetivo de esta Escuela Superior es incidir directamente en la región”, declaró el director de la ESAp. Comentó que la idea del campus en esta región no fue solamente impartir clases, sino generar investigación y proyectos para la sociedad. 

A propósito de la zona donde se ubica la ESAp, investigadores realizan alrededor de 25 trabajos, algunos relacionados con el maguey: “En este momento estamos trabajando con el Instituto de Materiales de la Universidad Nacional Autónoma de México y la idea es crear ácido poliláctico a partir de la producción de bacterias de pulque”, explicó el funcionario.

Mencionó que el ácido poliláctico es un material que se puede comer, “con él podemos envolver un pan, por ejemplo, y se puede comer con todo y envoltura, además de que es biodegradable”. Respecto a la planta que contiene la llamada “bebida de los dioses”, los científicos de la ESAp también tratan de hacer un sustituto de cutícula de maguey para platillos típicos como el mixiote.

Dio a conocer que también laboran con una empresa con la que firmaron un convenio, “estamos desarrollando aquí toda la tecnología para simular el movimiento de autómatas… todo lo estamos haciendo nosotros”, externó Pérez Lechuga.

Entre otros proyectos, desarrollan un plan de automatización de una planta cervecera y pulquera que está cerca de la escuela superior, además están adheridos a una investigación junto con una empresa de Tizayuca para saber cómo puede ayudar la tecnología del frío para el enfriamiento de balatas de automóviles.

Asimismo, trabajan en la investigación del hongo del cebadero en referencia de su efecto para hacer crecer a la cebada, “próximamente vamos a entrar en la ingeniería genética de la cebada y del maguey”. Además trabajan sobre modelos matemáticos para logística de operación en productos perecederos que se maneja mucho en ingeniería del frío, como podría ser el manejo de órganos vitales.

El director de la Escuela Superior de Apan anunció que podrían ofrecerse dos carreras más: Ingeniería en Nanotecnología e Ingeniería en Nanociencias. Igualmente, podrían crear el posgrado en Ingeniería del Frío y el de Ingeniería Financiera, sólo se espera la aprobación del Honorable Consejo Universitario.

  

-Eva Becerril- Fotografía: Madian Guevara


Compartir en: