ICBI desarolla mecanismos que filtren el agua a base de polímeros y tezontle


Dirección de Comunicación Social, 14/Febrero/2014

Boletín Electrónico Informativo 091


*Al filtrar el agua se reduce el contenido de metales pesados a niveles que no son perjudiciales para el ser humano

 

Pachuca de Soto, Hidalgo.- Con el objetivo de identificar las concentraciones de metales en agua y desarrollar mecanismos que la purifiquen se lleva a cabo en el Área Académica de Química del Instituto de Ciencias Básicas e Ingeniería (ICBI) de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) el proyecto de investigación “Nuevos materiales poliméricos e híbridos para la remediación de aguas residuales”.

Elena María Otazo Sánchez, responsable del proyecto, explicó que el agua es uno de los sectores más vulnerables a nivel mundial, con las investigaciones desarrolladas en la UAEH se han logrado identificar materiales que son óptimos para eliminar metales como Plomo, Cadmio, Mercurio o Manganeso del agua con una eficacia mayor al 90 por ciento.

“El polímero sintético utilizado en la investigación es ideal  para reducir los niveles de iones presentes en el agua a niveles aptos para el consumo humano”, indicó Iraís Gómez López, estudiante del doctorado en Ciencias Ambientales, “para poder ser utilizado correctamente éste polímero pasa por un proceso de funcionalización, además su temperatura y tiempo de reacción son controladas y monitoreadas en un microondas mono modal, así mismo se mide el gasto energético que se necesita para elaborar la síntesis del polímero y que permita que los metales contenidos en el agua se adhieran a él”, agregó.

Por su parte, Brenda Ponce Lira, egresada del doctorado en Ciencias Ambientales y también colaboradora en el proyecto, realizó estudios relacionados con las propiedades del tezontle, otro material que tiene la capacidad de absorber contaminantes presentes en el agua.

Existen diferentes tipos de tezontle entre los que se encuentran el rojo y el negro, es muy abundante en el estado  de Hidalgo y su aplicación es variada, se puede utilizar desde la construcción de casas hasta los cultivos de plantas, método conocido como hidroponía.

Para fines de esta investigación se colocaron diferentes cantidades de tezontle en columnas, es decir, cilindros con los que se filtrará el líquido; una vez que el agua se encuentra en dichas columnas es más fácil evaluar el flujo, la velocidad con la que entrará el líquido, el tiempo de residencia dentro del filtro en contacto con el tezontle y la temperatura.

Con base en los resultados obtenidos se podrá escalar este modelo en un reactor que filtre efectivamente el agua.

-Mónica Cuellar Bocardo- Fotografía: Sandra Franco


Compartir en: