Efraín Huerta: Homenaje en Feria del Libro


Dirección de Comunicación Social, 27/Agosto/2014

Boletín Electrónico Informativo 545


 

 

Pachuca de Soto, Hidalgo.- Efraín Huerta, considerado uno de los poetas más importantes del siglo XX en América Latina, fue homenajeado a 100 años de su natalicio en la vigesimoséptima Feria Universitaria del libro (FUL) de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH).

 

Con una amena e inspiradora charla literaria, Mariángeles Comesaña, acompañada por Raúl Moreno Wonche, periodista y político, platicó sus vivencias y anécdotas en torno a la obra de uno de los escritores más reconocidos en el ámbito de la literatura, junto con Octavio Paz y José Revueltas. Con este acto, la Autónoma de Hidalgo se suma al homenaje que México rinde al guanajuatense, manifestó Moreno Wonche. Al hablar de Huerta, lo describió como “poeta de gran dimensión, altísimos vuelos”.

 

Por medio de su narración colocó a los asistentes en el ambiente revolucionario en que nació Efraín Huerta, el 18 de junio de 1914. Su obra, dijo, se caracteriza por su sensibilidad frente a la tremenda realidad. Al leer fragmentos del poema "Canto a Obregón", refirió que se trata de un poeta de circunstancia no contemplativo, y precisó que a diferencia de Octavio Paz “es proactivo y militante, tiene una vena patriótica y revolucionaria… es dueño de sonetos perfectos”.

 

La que un día fue su alumna más disciplinada, actualmente dedicada a la promoción cultural, Comesaña recordó cómo fue su primer acercamiento con el escritor, aquél que la puso nerviosa a unas cuadras de una calle de Polanco, donde él vivía, en habitaciones rodeadas de libros. “Me enseñó a ir goteando cada palabra en un enunciado para que tenga un contenido poético”.

 

Aunque a decir de Comesaña Huerta era una persona muy luminosa, el veto a la mujer en gran parte por experiencias personales le orilló a definirse así: "Yo soy un hombre triste y por eso escribo, es la única manera de sobrevivir a la tristeza”. En sus fragmentos líricos retrata rincones de la ciudad de México, con lo que quizá habría cumplido su sueño primero de ser pintor. “Era un joven tímido. Era un mirón de su alrededor, le interesaba todo”. Era un “militante poético”, comentó Wonche. “Todo lo que no sea protesta no puede ser poesía", decía en su momento el escritor de "El Juárez de Loreto", uno de los más conocidos por su singularidad y calidad descriptiva.

 

Efraín Huerta fue también periodista profesional desde 1936. El gobierno de Francia le otorgó en 1945 las Palmas Académicas. En 1976 recibió el Premio Nacional de Poesía. Los temas más frecuentes de su poesía son: el amor y la soledad, la vida y la muerte, la rebeldía contra la injusticia, su lucha contra la discriminación racial, la música de los negros, la política y la ciudad de México. Entre sus primeros poemas destaca “Absoluto amor”, “Línea del alba”, “Los hombres del alba”, “Poemas de guerra y esperanza” y “La rosa primitiva”.

 

 

-Chantal Vargas- Fotografía: Andrés Rivera


Compartir en: