FUL celebra centenario de García Márquez y Cortázar


Dirección de Comunicación Social, 27/Agosto/2014

Boletín Electrónico Informativo 539


*Con un documental sobre Gabo y charlas sobre la obra de Julio conmemoran 100 años de los nacimientos de los escritores 

Pachuca de Soto, Hidalgo.- La Feria Universitaria del Libro rindió sendos homenajes a dos de los escritores latinoamericanos de más renombre a escala internacional: Gabriel García Márquez y Julio Cortázar, a 100 años de su nacimiento. El fausto acontecimiento fue celebrado con la proyección del documental Hoy comienzan los próximos 100 años, del realizador Gabriel Santander, y la serie de charlas Vientos cortazarianos. 

 

García Márquez fue recordado por Marco Alfaro Morales, presidente de la FUL, con una semblanza del autor y su incursión en una nueva forma narrativa: el realismo mágico. El directivo hizo una pequeña introducción al filme que aborda vida y obra del premio Nobel de Literatura 1982, trabajo que se centra en el desarrollo de la novela Cien años de soledad y lo que pudo haber inspirado al escritor a realizarla. También se detiene en las etapas de creación de las primeras obras de Gabo.

 

En 40 minutos, el filme ofrece una mirada a las circunstancias de la llegada a México del literato. Deja al descubierto que en sus inicios fue un escritor sin dinero, que realizaba novelas sin principio ni fin y cómo sufrió para triunfar en la vida.

 

Martín Rangel, Agustín Fest, Adolfo Córdova y Julio Romano expusieron en la sala “Nicolás García de San Vicente” Vientos cortazarianos, 100 años con Julio, serie de charlas en la que cada uno describió su encuentro con Cortázar. Los ponentes expresaron con textos de su autoría cómo el escritor argentino marcó su vida. Martín Rangel supuso que si Cortázar tuviera Facebook tendría a Jean Cocteau como imagen de perfil. Durante su participación Rangel citó a diversos autores que describieron la ficción literaria de Cortázar como lo que permite adentrarse a la mente de las personas.

 

Agustín Fest narró su experiencia con la novela Rayuela y expresó que cada vez le gustaba menos la obra, hasta que habló con un amigo suyo argentino que le explicó que tiene un trasfondo político de ese país en los años 50.

 

 

Julio Romano dijo que el autor argentino no se centra en un solo personaje, sino en diferentes sujetos que se mueven juntos. Exhortó a los jóvenes presentes a leer los textos misceláneos como Último round, La vuelta al día en 80 mundos, y Un tal Lucas: “Lo fundamental de este autor es que cuenta con una narrativa donde describe la manías de las personas que te cuenta la historia desde los personajes”. 

 

-Eva Becerril- Fotografía: Madian Guevara


Compartir en: