UAEH, sede de trabajos para construcción de observatorio


Dirección de Comunicación Social, 25/Febrero/2014

Boletín Electrónico Informativo 124


*Participan en el proyecto más de 30 instituciones; colaboran científicos mexicanos y estadunidenses

*De la Autónoma de Hidalgo colaboran los investigadores Pedro Miranda Romagnoli y Roberto Noriega Papaqui

Pachuca de Soto, Hidalgo.- La Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) participa en el proyecto científico para la construcción del Observatorio HAWC (High Altitude Water Cherenkov) en el que colaboran más de 30 instituciones y un centenar de investigadores de México y Estados Unidos desde 2011.

Al convertirse en sede del evento, debido a la colaboración científica de profesores investigadores del Área Académica de Matemáticas y Física, el rector Humberto Veras Godoy dio bienvenida a quienes participan en este proyecto bilateral. “La ciencia es una poderosa herramienta de la realidad que nos acerca a propios y extraños, haciendo que reflexionemos y que sigamos adelante en los proyectos de carácter científico”, les dijo.

“Es un logro importante y una gran responsabilidad el que la UAEH forme parte de proyectos de tal magnitud para el desarrollo de la ciencia en contextos nacionales y mundiales, son un aliciente para la comunidad científica de México y el mundo”, debido a que los beneficios se verán reflejados en el descubrimiento de nuevos conocimientos, añadió.

El objetivo del encuentro fue dar a conocer los avances, estatus y trabajos futuros de la colaboración internacional entre instituciones mexicanas y estadunidenses.

El experimento creado para producir rayos gamma está situado en la Sierra Negra de Puebla, a una distancia considerable respecto a la altura del Gran Telescopio Milimétrico, en el Parque Nacional Pico de Orizaba.

Por tal motivo, a través de diferentes ponencias, los científicos dieron a conocer el estado actual de la construcción del Observatorio HAWC, además expusieron los primeros resultados de la denominada etapa 100 del experimento.

En su carácter de vocera del proyecto en Estados Unidos, Brenda Dingus, investigadora de Alamos National Laboratory estuvo presente, acompañada por Alberto Carramiñana, director general del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE) vocero en México del HAWC.

Alberto Carramiñana indicó que se trata de una de las colaboraciones científicas más importantes entre México y Estados Unidos, “un ejemplo de trabajo bien organizado y orquestado a nivel científico en donde los investigadores mexicanos trabajan a la par de su contraparte en Estados Unidos”.

Al dar a conocer algunas características del experimento señaló que radica en construir el detector de rayos gamma más grande del mundo en su tipo: básicamente es un detector de agua que debe estar situado a gran altitud, por encima de los 4 mil metros, y México cuenta con características físicas y climatológicas óptimas.

Se comenzó a operar con poco más de un tercio del presupuesto y para 2014 se tiene previsto completarlo. “En este momento es el mayor del mundo en su tipo, y cuando se termine será tres veces más eficiente”.

Por parte de la Autónoma de Hidalgo colaboran los investigadores Pedro Miranda Romagnoli y Roberto Noriega Papaqui, quienes participan en el área de construcción.

El proyecto, que tendrá aprovechamiento científico de 10 años, es financiado por la National Science Foundation de Estados Unidos a través de la Universidad de Maryland, el Departamento de Energía de Estados Unidos a través de Alamos National Laboratory, y por parte de México colaboran el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología y a menor escala el INAOE y un grupo de universidades.

 

Los trabajos se realizan en la UAEH desde el lunes 24 de febrero y concluyen este jueves 27 de febrero.

-Chantal Vargas- Fotografía: Madian Guevara


Compartir en: